Cómo curar una herida en la cara

La cara es una de las partes más importantes del cuerpo. En ella se ven reflejadas nuestras emociones, nuestros pensamientos y, en definitiva, quienes somos. Al mismo tiempo, en una entrevista de trabajo o en una cita importante, nuestro rostro forma parte también de nuestra carta de presentación. Por ello, cuando aparece una herida o rasguño, por ejemplo, sea fundamental sanarlo adecuadamente, ya no solo por estética, sino para prevenir infecciones u otros problemas futuros. Debido a esto, muchas personas se preguntan cómo curar una herida para que no deje cicatriz.

Si tú también estás pasando por esto, no te preocupes. En este artículo de unCOMO te explicamos cómo curar una herida en la cara del tipo que sea. ¡Sigue leyendo!

Cómo curar heridas de granos en la cara

El acné es una afección que puede llegar a dejar manchas y cicatrices en la cara de no tratarse correctamente. El acné se manifiesta con puntos negros, nódulos rudos y un poco dolorosos, pápulas rojizas y granitos con pus. Todos estos granos acaban convirtiéndose en manchas en la piel y luego en cicatrices si no se le pone remedio. Si una o varias espinillas se te han transformado ya en heridas, sigue este sencillo paso a paso para curar las heridas de granos:

  1. Límpiate las manos con agua y jabón, frotándote también un poco por encima de las muñecas. Otra opción es usar un desinfectante con más de 60% de alcohol.
  2. A continuación, lava también con agua y jabón la zona de la herida. Hazlo con cuidado para no dañarte.
  3. Luego, sécate la cara con cuidado con una toalla limpia. Evita coger una que ya hayas usado, ¡nunca se sabe dónde pueden haber bacterias!
  4. Con la cara y las manos limpias, moja una gasa con alcohol y aplícala con cuidado sobre la herida y a su alrededor para desinfectarla lo máximo posible.
  5. Si la herida está abierta, cúbrela con una tirita o apósito.
  6. Haz esto una vez al día.

Si la herida está inflamada, puedes ponerte un poco de hielo alrededor de esta para que baje la inflamación. Si, en cambio, es muy profunda o contiene pus, es mejor que acudas a tu médico o especialista para que le eche un vistazo y te indique cómo curarla.

Remedios caseros para el acné

Si tienes acné, es mejor que lo trates a tiempo antes de que se conviertan en heridas difíciles de tratar. Para ello, puedes utilizar diversos remedios caseros para eliminar y prevenir el acné:

  • Aloe vera: el aloe vera tiene múltiples propiedades curativas, por lo que si tienes acné una buena opción es que te apliques cada día un poco de aloe vera sobre el rostro para que los granitos puedan ir reduciéndose poco a poco.
  • Exfoliante: también puedes hacer exfoliantes para el acné. Exfoliar los granitos es muy recomendable, ya que los abre de forma no agresiva y limpia el pus y todo rastro de bacterias que pueda haber.
  • Miel: la miel es otro de los mejores productos naturales para tratar el acné, ya que entre otras reduce las impurezas en la piel.
  • Limón: el limón es un gran desinfectante natural, por lo que es perfecto para eliminar el acné de forma efectiva. Aplica jugo de limón sobre los granitos y verás cómo estos desaparecen muy pronto.

Si nada de esto sirve, acude a tu médico y, mientras tanto, si este te lo permite, puedes maquillarte los granitos para disimularlos un poco.

Cómo curar heridas en carne viva en la cara

Las heridas abiertas o en carne viva son las que más tenemos que vigilar y controlar, ya que pueden infectarse muy fácilmente debido a su exposición a los gérmenes del ambiente. Este tipo de heridas en la cara pueden producirse por cortes accidentales con algo punzante, como un cuchillo. También puede ocurrir que, si nos damos un golpe en una zona de la cara donde la piel esté muy tersa, como en la frente, la herida se abra simplemente por la tensión de la piel. En cualquier caso, si te acabas de hacer una herida abierta en la cara, debes seguir estos pasos:

  1. Lávate bien las manos con jabón y agua para desinfectarlas.
  2. Con una gasa, limpia con mucho cuidado la herida con agua y jabón para tratar de desinfectarla. Hazlo dando pequeños toquecitos. Evita siempre restregar la herida, ya que podría irritarse o sangrar más.
  3. Con una gasa o toalla limpia, seca la herida dando palmaditas o toquecitos.
  4. Aplica una pomada especial para las heridas abiertas. De no tener, puedes preguntar a tu médico o tu farmacia más cercana.
  5. Cubre la herida con un buen apósito.
  6. Repite cada día hasta que la herida cure del todo.

No obstante, dependiendo de la gravedad de la herida, lo mejor es ir de urgencias al médico.

Cómo curar una herida profunda en el rostro

En caso de tratarse de una herida profunda, lo mejor es acudir de urgencias al médico, donde probablemente te pondrán puntos y te indicarán qué pautas debes seguir para curar correctamente tu herida. En caso de sangrar abundantemente, cubre la herida con gasas o un trozo de tela limpia, dependiendo del tamaño de la herida, y ve directo al médico.

Es importante que lo hagas así y no trates de curártelo por tu cuenta, ya que se te podría infectar, además de quedársete una cicatriz en la cara muy fea y ancha.

Cómo curar una costra en la cara

Si tu herida ya se ha transformado en costra, para curarla lo mejor es que sigas estos pasos que te indicamos a continuación:

  1. Lávate las manos con agua y jabón para desinfectarlas.
  2. A continuación, lávate la cara con agua y jabón. Frota suavemente y en círculos. Si tienes alguna costra medio levantada, ve con mucho más cuidado en esa zona.
  3. Luego, enjuágate la cara con agua tibia y sécatela con una toalla limpia dando ligeros toquecitos sobre la piel.
  4. Por último, cúbrete las costras con un apósito, ya que la humedad ayudará a curar mucho mejor la herida. Además, si están cubiertas, evitarás arrancártelas sin querer.
  5. Repite una vez al día para una rápida curación.

Consejos si tienes una costra en la cara

  • Nunca te la arranques: de hacerlo, no solo podrías reabrirte la herida, sino que podrías dejarte una buena señal en el piel.
  • No toques las costras: evita toda tentación de hacerlo, ya que si las tocas o te rascas, corres el riesgo de arrancarlas accidentalmente, lo cual retrasaría la curación y dejaría marca en la piel.
  • No te maquilles: si tienes costras en la cura, para cicatrizar rápido lo mejor es que no uses maquillaje durante unos días, ya que la herida podría infectarse.
  • Crema antibiótica: en caso de que tu médico o farmacéutico te lo recomiende, usa una crema antibiótica para acelerar el proceso de cicatrización.
  • Hidrata tu piel: puesto que la cara es una zona del cuerpo con mucho movimiento, es importante que esté bien hidrata para que no se agriete y pueda dañar las costras. Si no sabes cuál es el mejor hidratante para ti, pregunta a tu médico o farmacéutico. No obstante, también puedes usar aloe vera, si tienes.
  • Si no se cura, ve al médico: en caso de no curarse la costra, lo mejor es que vayas al médico para que pueda averiguar qué está pasando, ya que en ocasiones hay personas que, por un motivo u otro, padecen problemas de cicatrización, como veremos en el siguiente apartado.

También puede que te interese Cómo quitar la marca de una costra.

Problemas de cicatrización – causas

Hay personas a las que les cuesta más cicatrizar sus heridas. Esto puede deberse a diversos motivos, como por ejemplo:

  • Tabaco y alcohol: si tienes por costumbre fumar o beber alcohol, es probable que también padezcas una cicatrización lenta en tus heridas. Tomar habitualmente estas sustancias dilata los vasos sanguíneos y altera la coagulación de la sangre, afectando directamente en las células implicadas en la cicatrización.
  • La edad: con el paso de los años, nuestro sistema inmunitario se va ralentizando, especialmente a partir de los 25-30 años, ya que el envejecimiento conlleva cambios hormonales y otras alteraciones. Este proceso podríamos verlo reflejado en la velocidad en la que cicatrizan nuestras heridas.
  • Desnutrición y deshidratación: si no bebemos la suficiente agua ni nos alimentamos correctamente, podemos acabar padeciendo problemas de cicatrización, entre otras, ya que nuestro organismo no tiene los suficientes nutrientes ni vitaminas para llevar este proceso a cabo con éxito.
  • Diabetes: las personas diabéticas suelen tener problemas de cicatrización debido a que su sistema inmunitario no trabaja correctamente, lo que lleva en seguida a infecciones importantes que no deben pasarse por alto.

Ahora que ya sabes cómo curar una herida en la cara, puede que también te interese este otro artículo de unCOMO sobre Cómo usar el aceite de coco para las manchas en la cara si se te ha quedado alguna señal en el rostro.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar una herida en la cara – aquí la respuesta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!