Cómo recuperarse más rápido de las agujetas

Cómo recuperarse más rápido de las agujetas
¿Te gustó el post?

Popularmente llamamos agujetas a ese particular dolor que nos aparece en los músculos después de hacer ejercicio, de hecho, ese nombre proviene de la característica sensación que produce, similar a las de la agujas clavándose en el músculo.

A nivel médico, este dolor se conoce como DMAT, las siglas de dolor muscular de aparición tardía, y pueden aparecer en el mismo día o al siguiente de hacer ejercicio, dependiendo del ejercicio y el estado de forma de la persona. A su vez, la recuperación de las agujetas se suele dar en un plazo de entre uno y cinco días. ¿Quieres saber cómo recuperarse más rápido de las agujetas?, ¿Si es posible evitar que estas aparezcan? En el siguiente artículo de unCOMO te vamos a dar las respuestas.

Qué son las agujetas

Hay muchos mitos y teorías, más o menos estrafalarias, acerca de la aparición, origen y causa de las agujetas. Quizás uno de los más extendidos es que las agujetas son el resultado de la cristalización de ácido láctico. El ácido láctico es una sustancia que se produce cuando se metaboliza el azúcar, produciéndose en gran cantidad durante los ejercicio anaeróbicos de intensidad alta. La teoría que lo pone en el foco del origen de las agujetas dice que, después de hacer ejercicio y liberar el ácido, cuando este ácido se cristaliza provoca los pinchazos de las molestias. No obstante, los estudios que se han hecho en los últimos años han desmentido esto con algo tan básico como que la gente que sufre la la enfermedad McArdle, una patología que impide la producción de ácido láctico, también tienen agujetas.

Lo que señalan los últimos estudios es que, en realidad, las agujetas no son otra cosa que la inflamación del músculo como consecuencia de microroturas provocadas por el ejercicio físico. Al hacer ejercicio se producen estas pequeñas roturas y se eliminan desechos como consecuencia de los procesos metabólicos. Todo ello lleva a que se inflame el músculo y se irriten las fibras causando dolor.

Además, también se sabe que las agujetas o DMAT son más intensas cuando el músculo hace un trabajo excéntrico, es decir, que la inserción y el origen del músculo se separan. Como ejemplo, produce más agujetas bajar una rampa (excéntrico) que la carrera plana (concéntrico).

Cómo recuperarse más rápido de las agujetas

Como pueden llegar a ser muy molestas hay gente que se pregunta cómo recuperarse más rápido de las agujetas para volver a hacer ejercicio o, simplemente, para poder andar y hacer las cosas del día a día sin ir agarrotado. La realidad es que lo mejor que puedes hacer para recuperarte de las agujetas es realizar de nuevo los mismos ejercicios que te las han provocado pero con una intensidad menor.

Con este método conseguiremos que se active la circulación sanguínea, haya una vasodilatación que llene con sangre nueva los músculos donde han aparecido las agujetas y, de ese modo, se regeneren más rápidamente los tejidos dañados. Es por eso que las zonas que se recuperan más rápidamente de las agujetas son aquellas en las que suele llegar más sangre, mientras que las que no llega tanta cantidad -como los tobillos- tardan más en recuperarse.

Una vez finalizado el ejercicio, existen otros métodos que podemos utilizar para recuperarnos más rápido de las agujetas:

  • Masajear la zona con agujetas: de modo que estimularemos las circulación sanguínea en la parte afectada por las microroturas.
  • Hacer crioterapia: puedes colocar tu tren inferior, o la zona afectada, en un barreno lleno de agua con hielo.
  • Terapia de contraste frío-calor: ya sea pasando de una piscina fría a una caliente o, simplemente, alternando el agua fría con el agua caliente en la ducha. Esta técnica, así como la crioterapia, hará que los vasos sanguíneos se constriñan y se dilaten, favoreciendo la recuperación muscular.

El estiramiento es importante, tanto antes como después del ejercicio para prevenir y evitar lesiones, no obstante, se ha demostrado que los estiramientos no tienen ningún efecto, ni para prevenirlas ni para eliminar las agujetas de un día para otro. Para saber más sobre algunos de los mitos que circulan sobre las agujetas, en el siguiente apartado desmontamos algunos de los más populares.

Mitos sobre cómo quitar agujetas

Como ya hemos explicado, hay distintos mitos acerca de las agujetas, leyendas urbanas o “sabiduría” popular que se da por cierta cuando en realidad no tienen ninguna base científica. A continuación te explicamos algunas de ellas:

Agua con azúcar para las agujetas

El agua con azúcar no es útil ni para prevenir las agujetas ni para eliminarlas una vez han aparecido. Da igual que la tomemos antes, después o durante el ejercicio, no tienen ninguna utilidad. No obstante, eso no significa que no debamos mantener una buena hidratación cuando hacemos ejercicio, no ya por la agujetas, sino por cuestión de salud y rendimiento.

Las agujetas aparecen cuando hace tiempo que no haces ejercicio

Da igual que recién empieces con el entrenamiento como que seas un gran deportista, nadie está libre de sufrir agujetas. Si que es cierto es que si haces un deporte regularmente no vas a tenerlas -con esa práctica- pero a la que cambies de deporte vas a sufrirlas porque los movimientos, la técnica y la biomecánica es distinta. Por ejemplo, un corredor de maratones sufrirá agujetas al día siguiente de practicar fútbol, porque va a utilizar grupos musculares que no se le exigen en la cursa continua.

Lo que si es cierto es que no aparecerán con igual intensidad, por eso se recomiendo empezar con ritmo moderado cada vez que nos iniciemos con una nueva práctica deportiva.

Las agujetas se pueden evitar

Como ya hemos explicado no las podemos evitar, lo que si podemos es reducir su impacto y su intensidad.

Ibuprofeno para las agujetas

Uno de los grandes problemas de salud a día de hoy es la automedicación. En cualquier casa podemos encontrar cajas y cajas de medicamentos que se utilizan sin ninguna prescripción médica ni conocimiento. Cuando hablamos de ejercicio y deporte, es mucha la gente que ve en los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, como la gran salvación contra los dolores y las molestias.

Tanto es así que mucha gente los toma, incluso antes del ejercicio, para calmar y aliviar las agujetas. Es cierto que es un antiinflamatorio y que puede aliviar los dolores, no obstante, este medicamento afecta claramente las células intestinales, lo que provoca que la absorción de los nutrientes no sea como debería ser y, por lo tanto, la recuperación después del ejercicio sea incorrecta.

Más allá de eso, también se ha demostrado que la ingesta de ibuprofeno impide que el tejido conectivo se recupere con facilidad, disminuyendo la hipertrofia y dañando los tendones.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo recuperarse más rápido de las agujetas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Source link

Tags:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies