Controla el uso del chupete en tu bebé

Los bebés succionan por naturaleza, y el chupete es una excelente opción para que el niño tenga confort y tranquilidad, porque además funciona como un elemento analgésico cuando hay dolor. Incluso hay estudios que indican que reduce la posibilidad de la temida muerte súbita.

Pero los efectos en los dientes no son buenos. Aunque siguiendo ciertas recomendaciones, los problemas que surjan en la dentadura por el chupete son corregibles.

Lo primero es asegurarse que el niño no use el chupete al cumplir los 3 años, ya que puede sufrir problemas en la formación de la estructura de la boca y la disposición de los dientes. Así que, para más detalles, el bebé tendría que dejar de succionar cuando los dientes delanteros estén a punto de salir.

No obstante, entre los 12 a 18 meses ya puede comenzarse el proceso para retirar de forma paulatina este hábito en el bebé.

Otras recomendaciones sobre el uso de los chupetes: no mojarlos en líquidos azucarados, no colgarlo en la ropa del bebé, sacarlo con suavidad cuando el niño se duerma, y mantenerlo siempre limpio.

Se recomienda escoger el chupete ortodóntico, acorde a la edad del niño y de silicona (no latex, que favorece la retención de bacterias).

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!