Dejar de comer no te hará adelgazar

Seamos honestas, cuántas veces ha cruzado esa idea por nuestra cabeza. Y es que ese es uno de los grandes mitos que existen en la actualidad. Muchos hombres y mujeres, péro especialmente nosotras,  creemos que con el ayuno prologado vamos a bajar de peso pero es todo lo contrario.

La licenciada  en nutrición, Maricarmen Osés, de la Asociación para el Estudio de la Obesidad, de la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva,  me explicó que dejar de comer para bajar de peso resulta contraproducente.

¿Adelgazo dejando de comer?

Todo lo contrario. Cuando dejas de comer alguna de las comidas en el día, el organismo lo interpreta como si estuvieras en una situación de hambre o escasez, entonces se prepara para guardar reservas de grasa como medida preventiva para sobrevivir.

“Con esta idea de que es mejor dejar de comer o saltarse comidas, lo que empieza a generar es un estado de hipometabolismo. Muchísima gente no desayuna, y eso es un gran error, porque el desayuno es la comida más importante del día, es con lo que arranca tu organismo. Hay gente que deja muchas horas sin comer y eso lo que hace es que en la siguiente comida le cueste  muchisímo más trabajo ser moderado”, explicó Osés.

De esta manera, dejar de comer no sólo no te ayuda a bajar de peso sino que te puede hacer engordar porque vuelve tu metabolismo más lento. “La recomendación es no dejar de comer por más de 4 horas. Cuando dejas mucho tiempo sin comer, lo que haces es que el cuerpo se pone en un estado de alerta. Como no hay combustible baja motores, entonces aumenta la capacidad de absorción intestinal. El organismo utiliza las reservas de glucosa que tiene para que los órganos trabajen, se producen más células de grasa y se forma más tejido adiposo”.

Según  la especialista, dejar de comer también produce un efecto inconsciente del cuerpo para tratar de compensar los alimentos no ingeridos. “Lo siguiente que yo me coma voy a absorberlo más. Si esto se hace seguido, el cuerpo se va a convertir en un eficiente guardador energético. Lo absorbo todo y lo guardo porque no sé cuándo  voy a volver a comer”, explica.

También es frecuente que la siguiente comida que se ingiera, como el cuerpo e estará hambriento, habrá mayor tendencia a comer de más o a saciarse con carbohidratos simples como el pan.

Peligroso para tu salud

Dejar de comer tiene otras consecuencias físicas como la disminución de tejido muscular, falta de algún nutrimento, así como desnutrición, diabetes e hipertensión.

Ahora ya lo sabes, fuera mito. Dejar de comer no ayuda a adelgazar, por el contrario provoca aumento de peso.  Lo recomendable es llevar una dieta variada y suficiente con alimentos de todos los grupos, de preferencia  siete raciones de verduras, cinco de frutas, tres de proteínas y pocas cantidades de grasa.

“Es ideal realizar al menos 5 comidas al día: desayuno, comida, cena, así como dos colaciones. Esta dieta fraccionada saludable lo que promueve es una eficiencia metabólica y una absorción correcta. La gente que deja de comer lo que se provoca es un metabolismo bajo que se vuelve mucho más guardador de calorías. También es importante practicar algún deporte por lo menos por 30 minutos al día, así como beber por lo menos dos litros de agua”, aseguró la nutrióloga Maricarmen Osés.

Fuente: Me lo dijo Lola

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido !!