¿El huevo es malo para el hígado graso?

Como te comentamos antes, la grasa que rodea al hígado se genera por una mala alimentación y su consecuencia mayor, el sobrepeso. Cuando una persona padece de hígado graso, su primera acción a tomar debe ser comenzar un plan de dieta balanceado y una rutina de ejercicios para eliminar la grasa acumulada en este órgano.

Existen varias clases de alimentos los cuales no son muy recomendados para personas con problemas a nivel hepático. Esta es una lista de alimentos dañinos para el hígado graso:

  • Grasas: debido a que el hígado se encuentra saturado de grasa, procesar las grasas de los alimentos se le hará muy complicado. Es por esto que debes evitar o disminuir al máximo el consumo de mayonesa, mantequilla o aderezos.
  • Comida chatarra: esta comida es la fuente número 1 de grasas saturadas, carbohidratos y sal a montones. Recuerda que la sal es sumamente dañina para el hígado, por lo tanto evita al máximo consumir en restaurantes de comida rápida.
  • Carnes con alto contenido de grasa: como lo son las carnes rojas o mariscos, específicamente los camarones. Es propicio reducir su consumo para no sobresaturar el cuerpo de colesterol y triglicéridos los cuales sumamente dañinos para el hígado graso.
  • Alimentos con mucho azúcar: de igual modo, el azúcar es la principal causante de la obesidad a nivel mundial, por lo que es recomendable evitarlo al máximo o reducir de forma considerable su ingesta. Comidas como panes, papas, chocolate o helados están contraindicados para personas con hígado graso.
  • Bebidas alcohólicas: cuando una persona sufre de hígado graso los tejidos del mismo comienzan a inflamarse. Con la ingesta de alcohol en grandes o pequeñas cantidades ponemos a trabajar el doble a nuestro hígado, generando así un desequilibrio celular el cual puede generar daños irreparables. Además, el alcohol se convierte en azúcares al metabolizarse, por tanto es muy dañino para el hígado y, sobre todo, lo es si se padece esta enfermedad llamada esteatosis hepática.
  • Granos: específicamente los granos procesados son un alimento muy difícil de procesar por el hígado, sobre todo si se encuentra en este estado. Lo mejor es optar por granos integrales los cuales aportarán fibra, esto ayudará a mejorar la digestión, bajar de peso y, por supuesto, a reducir la producción de grasa.

En este otro artículo de unCOMO puedes conocer más Alimentos malos para el hígado en sí.

Así como hay alimentos que no son recomendados para el hígado graso, existen varios que ayudan a eliminar la grasa y, sobre todo, a cuidar y prevenir la aparición de esta en nuestro hígado.

Es recomendable optar por alimentos que contengan mucha fibra y proteínas saludables, ya que ayudan a nuestro metabolismo a procesar la grasa mucho más rápido y retardan la absorción de grasa. Puedes incluir en tu dieta los siguientes alimentos saludables para tratar el hígado graso:

  • Lentejas
  • Zanahorias
  • Acelgas
  • Brócoli
  • Avena
  • Alimentos integrales, como pan y arroz integrales
  • Manzana
  • Piña
  • Kiwi

El huevo es conocido por ser un alimento altamente rico en proteínas y vitaminas. Dentro de este se encuentran dos partes diferenciadas ya conocidas:

  • Clara: está principalmente compuesta de agua y es utilizada en la repostería por su capacidad de crecer introduciéndole aire.
  • Yema: es la parte del huevo conocida comúnmente por ser amarilla y esta posee la mayor parte de las proteínas y lípidos.

Aunque es un alimento muy fácil de digerir y que contiene múltiples vitaminas esenciales para el funcionamiento del cuerpo, por muchos años se ha debatido si su consumo es dañino para la salud debido a las calorías que contiene y, sobre todo en el caso del hígado graso, si es mejor dejar de consumirlo o hacerlo normalmente.

Una de las comidas que más se prohíben a las personas que padecen de hígado graso son las grasas saturadas y todo aquel alimento que genere una alta ingesta calórica, la cual pueda ocasionar niveles altos de colesterol y triglicéridos. Esto ocurre en todos los alimentos provenientes de animales, dígase la leche y sus derivados o, en este caso, el huevo.

Una ración (1 huevo) contiene alrededor de unas 200 kcal y unos 500 mg de colesterol lo que de primera instancia nos diría que debemos evitarlo por completo. No obstante, si analizamos más a fondo, el 70% de estas calorías y grasas proviene de la yema; por ser la parte del huevo que contiene más proteínas es la que más colesterol aporta al cuerpo.

¿El huevo es malo para el hígado graso? Sí y no. Como todo, debe consumirse de una forma modera. De igual modo es mejor optar por la clara, ya que contiene proteínas saludables para el cuerpo pero sin las calorías que proporciona la yema. Si no eres muy amante de la clara, lo más recomendable es que reduzcas su consumo a uno o dos por semana, como máximo.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!