¿Empastes de resina o empastes de amalgama?

Para empezar el año te ofrecemos un artículo en el que se comparan los empastes de resina con los de amalgama. Recordemos que tener una caries dental es una enfermedad muy frecuente en la actualidad.

Generalmente afecta más a los niños de 5 a 10 años de edad, una etapa de la vida en dónde los hábitos alimentarios pueden verse afectados por un mayor consumo de dulces y chucherías. También debemos pensar que es una patología que, lo mismo que las enfermedades de las encías, pueden continuar toda la vida.

Afortunadamente y gracias a los avances tecnológicos tanto los pacientes como los dentistas cuentan con varias alternativas a la hora de elegir el material para arreglar las caries. Entre los que podemos mencionar destacamos aquellos que se fabrican con materiales que tengan un tono similar a los dientes, los empastes de resina. Gracias a este material se fueron dejando de lado los materiales tradicionales.

Cuando hablamos de amalgama nos estamos refiriendo a un material que está compuesto por estaño, plata, cobre, mercurio que se empleaba y se sigue usando en la odontología para cubrir la superficie de los dientes que fueron dañadas por las caries.

Algunos dentistas consideran que este tipo de material es mucho más resistente que la resina y es más fácil de colocar, una excelente opción para los dientes que se encuentran en la parte posterior de la boca. Son muchas las instituciones y organizaciones científicas que han demostrado que las amalgamas son un material seguro y confiable, un reconstituyente muy eficaz. Pero existe un punto que se debe tener presente, el mercurio que contiene puede llegar a ser perjudicial para las personas.

Por otro lado tenemos los empastes de resina, que se encuentran fabricados por cerámica y plástico, materiales que si bien son menos resistentes que la amalgama tienen una mejor estética. El principal activo de los empastes de la resina es que le brinda a los dientes un aspecto natural.

Hasta hace algún tiempo los compuestos no tenían una resistencia suficiente y no eran del todo resistentes como para cubrir los dientes posteriores de forma exitosa. Pero los avances dentro de la odontología han ayudado a que se avance con éxito en estos casos.

Si existen dos o más alternativas dentro del tratamiento la última decisión deberá pasar por los deseos que tengan los pacientes y las recomendaciones que le aporte el dentista. El éxito dependerá de la colaboración de ambas partes y de la comunicación que existe entre el dentista y el paciente.

Foto | Pixabay

 

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!