En qué casos no debes hacerte un blanqueamiento dental

Tener dientes blancos y brillantes es el anhelo de todos, pero el blanqueamiento dental no es algo que se tome a la ligera, pues no es para todas las personas.

Lo primero que debes saber es que si te harás un blanqueamiento debe ser con un profesional de la odontología. No arriesgues tu dentadura por nada. El dentista, con su habilidad y experiencia, aplicará un gel con ingredientes activos que penetran en el esmalte. El resultado: manchas y el color amarillento quedarán eliminados.

Pero este tratamiento no es para todos. Hay condiciones dentales que excluyen a algunas personas. La última palabra la tendrá el dentista quien, tras una revisión profesional, valorará las siguientes enfermedades:

-Caries. Si existe caries, el esmalte dental está debilitado. Y no es recomendable exponer un diente así al peróxido que contiene el blanqueador, pues puede penetrar e irritar la pulpa o nervio del diente. Esto ocasionaría molestias irreversibles.

-Restauraciones previas. Si existen coronas, incrustaciones, puentes fijos, amalgamas, resinas hay que saber que no cambiarán de color y quedará la estética de la sonrisa muy comprometida. También hay riesgo de afectar el nervio de diente si estas restauraciones tienen fisuras o están fracturadas.

Abrasión. La abrasión ocurre cuando se aplica una incorrecta técnica de cepillado, elección equivocada del cepillo de dientes, el tipo de alimentación e, incluso, reflujo gastrointestinal. Generalmente la encía se retrae y deja al descubierto la raíz del diente que, en un proceso de blanqueamiento conllevaría a una hipersensiblidad.

-Sensibilidad. En casos de sensibilidad, lo ideal es que el dentista pueda controlar la cantidad de peróxido que tendrá el blanqueador.

Enfermedad periodontal. Al tener las encías comprometidas con enfermedades como gingivitis o periodontitis no se recomienda someterse al blanqueamiento. El peróxido podría provocar quemaduras químicas o térmicas. En todo caso, puedes primero curar tus encías y luego someterte al blanqueamiento.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!