¿Entrenar por la mañana o por la tarde?

Muchas personas se preguntan si es mejor hacer ejercicio antes de comenzar la jornada o si es preferible hacerlo una vez que hemos acabado con nuestras obligaciones diarias. Creo que no hay una respuesta definitiva. A continuación voy a indicar las ventajas de entrenar por la mañana y de entrenar por la tarde para que cada uno elija su mejor momento en función de su situación personal y sus objetivos.

¿Cuándo es mejor entrenar por la mañana?
Si quieres perder peso, ¡las primeras horas del día son el mejor momento para ti! Hacer ejercicio por las mañanas favorece la quema de grasa. Sin embargo, para entrenar con seguridad debes seguir algunas indicaciones. Lo primero a tener en cuenta es calentar muy bien, ya que por la mañana los músculos están fríos y relajados. Asegúrate además de haber bebido suficiente agua antes de empezar. Y por último, debes prestar mucha atención a la energía disponible. Comienza poco a poco y valora si en tu caso es necesario desayunar antes de entrenar. Para las personas que realizan un trabajo sedentario, también puede ser recomendable entrenar por la mañana para comenzar el día despejado y lleno de energía.

¿Cuándo es mejor entrenar por la tarde / noche?
Si haces entrenamiento de fuerza y ​​tu objetivo es ganar masa muscular, te interesa más entrenar por la tarde, que es cuando tu cuerpo tiene más energía y produce más cantidad de hormonas, como la testosterona, que favorece el desarrollo muscular, (¡y esto aplica también a las mujeres!). Además, hacer ejercicio después de acabar con la jornada laboral y el resto de obligaciones, tiene un efecto desestresante y, por tanto, favorece mucho la calidad del sueño. Si entrenas por la noche, te aconsejo que termines el entrenamiento al menos dos horas antes de acostarte para lograr el máximo beneficio.

¿Eres una persona diurna o nocturna?
Un aspecto igual de importante que los anteriores para sacar el máximo partido a cada sesión de entrenamiento y conseguir tus objetivos, es que te sientas motivado y con energía para comenzar cada entrenamiento. ¿Eres de esas personas a las que le cuesta mucho madrugar y sólo la idea de adelantar el despertador para ir a entrenar ya le causa estrés? Entonces no te fuerces. Aunque tu objetivo sea perder peso, conseguirás mejores resultados si llegas motivado y con ganas a los entrenamientos, aunque éstos sean por la tarde. En este sentido, mi principal consejo es… ¡que entrenes a la hora que más te lo pida el cuerpo!

Fuente: Basic Fit

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!