La importancia de tener un buen vínculo con el dentista

Es muy importante mantener una buena conexión entre el dentista y el paciente pero también entre el dentista y el médico del paciente. Cuando hablamos de la salud oral sabemos que se relaciona de manera directa con la salud general, y por esa razón será necesario que existe una buena relación entre el médico y el dentista.

Estos profesionales buscarán preservar la salud de los pacientes y, al tener una buena comunicación, se garantizará el éxito de cualquier tipo de tratamiento.

Existen algunas enfermedades que incrementan la necesidad de establecer un óptimo contacto entre el paciente, dentista y médico. Nos referiremos a algunas de estas enfermedades.

Diabetes
Esta es una de las patologías que se relaciona de forma directa con la enfermedad de las encías Las personas diabeticas son mucho más propensas de sufrir estos problemas, mucho más que otros pacientes. Diferentes estudios e investigaciones demuestran que la diabetes reduce la resistencia del cuerpo a las infecciones.

Enfermedades renales
Es necesario que lo pacientes que padecen alguna enfermedad renal puede tener mal aliento y un sabor desagradable en la boca. Otro problema que deberán comentarse entre el médico y el dentista es la xerostomía o sequedad bucal. Al padecer una enfermedad renal la cantidad de saliva se reduce dejando la boca seca, reduciendo el efecto de limpieza de esta sustancia. Como consecuencia las bacterias se incrementaran y el paciente estará más expuesto a desarrolla la periodontitis y la gingivitis.

Cáncer oral
En las revisiones que se deben hacer los pacientes cada seis meses el dentista podrá detectar algunas señales de cáncer, en ese caso se le deberá comunicar al paciente y comenzar a trabajar junto con el médico de esta persona. Se podrán reconocer el cáncer oral, el cáncer de cabeza, de cuello , cáncer de piel, de mandíbula y de tiroides.

Ansiedad
Es frecuente que los pacientes sufran de ansiedad emocional. El ritmo de vida que se lleva en la actualidad hace que muchas personas terminen sufriendo, esto puede llegar a afectar también a la salud oral. El estrés perjudica al sistema inmunológico que es el encargado de combatir las bacterias que provocan las enfermedades periodontales y generan que las personas que tienen ansiedad sean más propensas a tener infecciones en sus encías.

Foto | Pixabay

 

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!