Niños con labio leporino | Blog Dentista En Tu ciudad

Hoy te queremos dar algunos consejos para el cuidado dental para los pequeños con paladar hendido o labio leporino. Sabemos que en ocasiones, por diferentes razones, dejamos de lado las salud bucodental, no recordamos cepillarnos los dientes dos veces al día ni pasamos el hilo dental. Al no tener un buen hábito de higiene dental pueden padecer diferentes problemas y enfermedades.

En innumerables oportunidades hemos dicho que la placa bacteriana es la peor enemiga que podemos tener y es fundamental que no se instale en nuestros dientes. Si bien todos debemos cuidar la salud bucodental algunas personas deberán prestar mucha más atención, en el caso de los pequeños que nacieron con labio leporino o paladar hendido podrán contar con la ayuda de sus padres y así conservar una boca en óptimas condiciones de salud.

Aquellos niños que nacieron con el paladar hendido o labio leporino tienen una hendidura en su encía, en el paladar, en el labio o en la parte delantera de su boca. Esto genera que tengan diferentes problemas dentales, entre ellos la cantidad, la forma y la posición de los dientes de leche y los dientes permanentes.

Evidentemente las piezas más afectadas son las más próximas a la hendidura. Seguramente te preguntarás por qué este tipo de afección necesita más cuidado, lo cierto es que no se necesita ningún cuidado extraordinaria sino una mayor atención. Los dientes podrán crecer de manera incorrecta teniendo anomalías en la colocación o en la forma. Esto necesitará de un mayor control por parte del odontólogo que tenga los conocimientos para atender a un pequeño con esta hendidura.

Si se tiene el cuidado necesario los niños pueden tener unos dientes perfectamente sanos. Esto será posible con un seguimiento por parte del profesional y con el acompañamiento de los padres. Generalmente los odontólogos aconsejan una primera visita al dentista desde el primer año de edad o antes si llegan a existir problemas dentales visibles y especiales. Los especialistas en este tipo de afección realizarán una primera evaluación y las visitas a los dentistas, en la mayoría de los casos, comenzarán a los tres años de edad.

Foto | Pixabay

 

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!