No descuides tu salud dental ni en verano

Con las vacaciones no puedes cambiar tus hábitos de higiene bucodental. En el verano, como en ninguna otra época del año, mantener los dientes limpios y sanos es importante. No puedes dejar de sonreír.

En este artículo te daré algunos consejos para que la salud dental no se deterioro por el solo hecho de estar viajando o sin las responsabilidades del día a día.

Durante el verano, por el clima y la celebración es normal que se consuman más bebidas azucaradas y alcohólicas e incluso se tiene a fumar más. Todo ello provoca el crecimiento de la placa bacteriana, problemas de gingivitis, lesiones e inflamaciones en las encías y, sobre todo, las temidas caries.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos  de Valencia (ICOEV) recomienda una serie de acciones para mantener el hábito de salud bucal en este caluroso periodo.

Uno, no abandonar el cepillado de los dientes, al menos tres veces al día, y sobre todo antes de ir a dormir. No dejarse llevar por el cansancio y acostarse sin lavarse la boca.

Dos, utilizar el cepillo interdental y la seda dental para conseguir sacar los restos de comida que se quedan entre las piezas. Si no estamos en casa, asegurar de llevar las herramientas a donde vayamos.

Tres, no olvidar el enjuague bucal con flúor. Los recomendados para niños son buenos tanto para ellos como para los adultos.

Cuatro, beber mucha agua ayudará no solo a la hidratación del organismo debido al calor que se experimenta en verano, sino que la falta de agua puede implicar un aumento de la placa bacteriana e incluso problemas de inflamación de encías así como de creación de caries.

Cinco, tener cuidado con el consumo de bebidas carbonatadas, ácidas, azucaradas y alcohólicas. Y no olvidar limpiar los dientes a conciencia tras su ingesta.

Seis, precaución ante los traumatismos dentales, que aumentan 30% en la época de verano. No olvidar los protectores dentales en caso de practicar deportes.

Siete, moderar el cigarrillo. No fumar es lo ideal para los dientes. En el 100% de los casos, el fumador se queda antes sin dientes que el no fumador, porque el tabaco destruye las encías.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!