Por qué tengo dolor de garganta persistente

Si ya sea en invierno o en verano, te abrigues o no te abrigues, tomes bebidas calientes o frías sientes como constantemente, día tras día, te duele la garganta es un aviso que tu cuerpo te está mandando y que bajo ningún concepto debes pasar por alto. El dolor es una alarma que nuestro cuerpo nos manda, por lo que desoírla significa que este se irá haciendo cada vez más intenso.

En el siguiente artículo de unCOMO te explicaremos por qué tengo dolor de garganta persistente, contándote todas las posibles causas así como los síntomas más característicos que suelen acompañarlas. De este modo, podrás empezar un tratamiento adecuado a tu afección que alivie el dolor de garganta para siempre.

Qué es el dolor de garganta crónico

Hablar de dolor de garganta suena algo ambiguo, la realidad es que existen muchos tipos de molestias, afecciones y dolores que se presentan en esta zona de nuestra anatomía y que poco o nada tienen que ver entre ellas. Hay dolores irritantes y secos, otros de productivos y que producen pinchazos, otros qeu presentan un dolor sordos. Sea como sea, todos hemos pasado por ellos en algún momento de nuestra vida.

¿Pero que sucede cuando este dolor se alarga con el tiempo y parece no terminar? ¿Qué es lo que lo causa?, ¿En qué punto podemos hablar de dolor persistente? Podemos hablar de dolor crónico de garganta, diferenciándolo del dolor agudo, cuando este se alarga por más de dos semanas, pudiendo durar meses e incluso años.

No es necesario que sintamos este dolor todos los minutos de todos los días, nuestro cuerpo se acostumbra y puede aparecer de forma intermitente, de hecho puede que desaparezca por días y vuelva a aparecer semanas más tardes. Pero si hace días que sientes un dolor en la garganta o te aparece alternativamente durante hace tiempo a continuación te explicaremos cuáles son las posibles causas.

Dolor de garganta persistente: enfermedades

Infecciones crónicas

Hay distintas infecciones causadas por virus o bacterias como la que causa el resfriado común, la gripe o incluso algunos hongos como la cándida que pueden cronificarse. Si no los tratas a tiempo estos microorganismo pueden proliferar en tu garganta haciendo que cada vez sea más complicado deshacerse de ellos y sientas constantemente dolor y molestias. En el siguiente artículo de unCOMO te explicamos cuáles son los síntomas de una infección de garganta para que sepas identificarlos y poder tratarlos adecuadamente.

Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es una de las causas más habituales de los dolores crónicos de garganta. En estos casos, lo que sucede es que los ácidos del estómago suben hacia el esófago quemando e irritando la garganta. Habitualmente sucede por la noche y es más acusado en aquellas personas que comen comida picante o como muchas especies, bebidas muy calientes o comidas grasosas.

Sistema inmune débil

Hay factores como la ansiedad y el estrés o una mala alimentación que provocan que nuestro sistema inmunitario se vea debilitado. En consecuencia, los virus y bacterias lo tienen más fácil para poder proliferar en nuestra garganta provocando que sintamos dolor continuamente o con mucha recurrencia. Los resultados pueden ser una infección crónica, como hemos comentado anteriormente, o que caigamos una y otra vez en distintas infecciones. Revisar nuestra alimentación para encontrar donde está el fallo, descansar las horas necesarias y mantenernos alejados del estrés es indispensable para que el sistema de defensa de nuestro cuerpo esté siempre al 100%.

Cáncer de la orofaringe

El cáncer puede ser otra de las posibles causas del dolor de garganta permanente. En este caso, suelen aparecer otros síntomas que crean un cuadro que se hace más reconocible. Entre estos síntomas encontramos la sensación de tener un nudo en la garganta, dolor irradiado al cuello e incluso al oído o esputos con sangre.

Dolor de garganta siempre: factores externos

Alergias

Las alergias son reacciones de nuestro cuerpo intentándose defenderse de un alimento, producto o sustancia que nuestro organismo entiende que es nocivo para la salud. Dependiendo de la persona y de su alergia puede manifestarse de muchas formas distintas: ya sea con sarpullidos o eccemas, irritación ocular, estornudos e irritación en las vías respiratorias. En este último caso, una alergia puede ser la causante del dolor de garganta persistente. La única forma de tratarla es manteniéndose alejado del elemento que provoca la alergia y tratarse con antihistamínicos.

Principalmente, aquellas alergias que provocan irritación de garganta y dolor sol las alergias al polvo y al polen, elementos que son transportados por el aire y que entran en el organismo a través de las vías respiratorias. Si lo necesitas, a continuación te explicamos cómo saber si tienes una alergia.

Respirar aire seco

Estar expuesto constantemente a un aire demasiado seco o demasiado frío provoca dolor de garganta y molestias. Cuando respiramos este aire, se nos seca el moco de la garganta, lo que provoca picor e irritación. Esta es una de las causas de que la mayoría de los dolores de garganta se presenten en invierno. A día de hoy, con la proliferación de los aires acondicionados que pueblan las casas en verano también es habitual que cada vez más gente sufra de dolor de garganta crónico también en verano.

Otro aspecto a tener en cuenta es la calidad del aire o el hecho de respirar sustancias irritantes. El dolor de garganta persistente es muy habitual en fumadores, puesto que exponen sus vías respiratorias a una irritación constante. También es común en aquellas personas que respiran sustancias irritantes como polvo o químicos.

Otras causas del dolor de garganta crónico

  • Respirar por la boca
  • Forzar demasiado la voz
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Causas psicosomáticas

Tratamiento del dolor de garganta persistente

Como hemos estado explicando en el artículo, el dolor de garganta persistente puede deberse a una gran multitud de causas. Por lo tanto, el tratamiento para revertirlo va a tener que cambiar dependiendo de cuál es el origen de la afección:

  • En casos de faringitis bacteriana se tratará con antibióticos.
  • Si hay inflamación de amígdalas se pueden extraer.
  • Si hay otra clase de infección se dará un tratamiento adecuado.
  • En casos de alergia serán tratados con antihistamínicos.
  • En caso de reflujo gastroesofágico te enseñamos cómo prevenir la enfermedad.

Pero más allá del tratamiento farmacológico hay una serie de medidas preventivas que son fundamentales para evitar el dolor de garganta crónico:

  • Evitar exponerse al humo y al polvo.
  • No fumar.
  • No tomar bebidas alcohólicas.
  • No tomar bebidas excesivamente calientes.
  • Mantener una dieta saludable.
  • Practicar ejercicio con regularidad.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tengo dolor de garganta persistente, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!