Síntomas del mal de Parkinson en jóvenes

Síntomas del mal de Parkinson en jóvenes
¿Te gustó el post?

El Parkinson es una enfermedad de carácter degenerativo que afecta al cerebro. En concreto, esta enfermedad afecta al área que coordina el sistema motor del organismo. Las células dopaminérgicas producen dopamina, encargada de actuar sobre los movimientos coordinados y afinados; el Parkinson acaba con estas células.

Por lo general, si pensamos en Parkinson, lo hacemos también en personas mayores con temblores en las manos y diferentes dificultades asociadas. Sin embargo, esta enfermedad también puede afectar a personas jóvenes. Como en cualquier enfermedad, una detección precoz es muy beneficiosa, por lo que, en este artículo de unCOMO, te contamos cuáles son los síntomas del mal de Parkinson en jóvenes.

Síntomas no motores del Parkinson en jóvenes

Aunque los síntomas más visibles del mal de Parkinson son los síntomas motores, en los jóvenes pueden presentarse antes los síntomas no motores. Veamos, a continuación, cuáles son los más comunes:

  • Problemas de memoria: no son los síntomas generales más frecuentes, y pueden ser debidos a varias causas, pero pueden aparecer debido a esta enfermedad.
  • Trastornos en el sueño: estos pueden ir desde el insomnio a trastornos de conducta durante el sueño REM. También puede aparecer el síndrome de piernas inquietas.
  • Lentitud en el procesamiento de información: al pensar, se puede experimentar lentitud mental. Cada persona tiene una agilidad mental distinta y, en este caso, el paciente solamente es comparado con él mismo en épocas anteriores.
  • Dificultades de atención y concentración: como en el caso anterior, esto se evalúa con respecto a las capacidades anteriores del paciente.
  • Dificultad a la hora de planificar y ejecutar actividades: se da cuándo la persona tiene problemas para poder planificar y hacer distintas actividades simultáneas.

Cambios en el estado de ánimo frecuentes en el Parkinson en jóvenes

Pese a ser también síntomas no motores, merecen un apartado propio. Se trata de los más habituales e incluyen variedad de síntomas. Entre los síntomas psicológicos y del estado de ánimo podríamos estar hablando de tener depresión, o de ansiedad, perder las ganas de hacer cosas, etc. Lo más peligroso de estos síntomas es que no nos permitan buscar soluciones al problema.

En el caso de la depresión, es importante tener claro que es preciso buscar ayuda desde el primer momento. Tanto en la red de amigos y familia como en la de recursos médicos y psicológicos. Un apoyo social adecuado y la actuación de un psicólogo y un psiquiatra encauzarán el problema correctamente y ayudarán a luchar contra la apatía y los pensamientos negativos recurrentes.

Síntomas motores del Parkinson en jóvenes

En ocasiones, en el mal de Parkinson en jóvenes, pueden presentarse primero los síntomas no motores, pero en otras ocasiones son los síntomas motores los que ponen de manifiesto la enfermedad. A continuación, veremos cuáles son los más habituales:

  • Temblores: los temblores son los síntomas más evidentes relacionados con el mal de Parkinson. Suelen afectar a las manos, teniendo su comienzo en los dedos pulgar e índice. Por lo general, se notan mucho más cuando se está en reposo. Además, aumentan en situaciones de estrés. También podría comenzar en los pies o la mandíbula, así que habría que prestar atención también a esas zonas.
  • Falta de equilibrio y de coordinación: cuando aparecen estos síntomas, obviamente, hay que comparar con el estado anterior de la persona, no con otras personas. Es decir, si siempre ha tenido poca coordinación, esto no será un síntoma, solamente lo será un cambio a peor en la misma. Esta inestabilidad causa que se adopte una postura poco natural hacia delante o hacia atrás.
  • Distonía: consiste en contracciones involuntarias de los músculos, generalmente junto a articulaciones. A veces, en personas jóvenes, los médicos confunden los síntomas con síndrome del túnel carpiano o bursitis. Es importante poner atención a todos los cambios que podamos notar para comunicárselos.
  • Rigidez muscular: se manifiesta en dificultad para el movimiento, la persona está tensa continuamente, con los músculos contraídos, poco flexibles.
  • Fatiga: este síntoma es difícil de identificar, debido a que se puede confundir con el simple cansancio acumulado del día a día. Sin embargo, si nos fijamos con atención, cuando se descansa correctamente y no hay otra causa aparente para este cansancio, es síntoma de otra cosa.
  • Bradicinesia: este síntoma corresponde a la lentitud en los movimientos, es decir, un enlentecimiento de lo que anteriormente hacía con más rapidez. La vida diaria se convierte en algo más pesado ya que las actividades cotidianas que antes se hacían casi sin pensar, ahora cuestan bastante más tiempo de hacer.

Causas y diagnóstico del Parkinson en jóvenes

Como decíamos, esta enfermedad aparece cuando se dañan o mueren las neuronas encargadas de producir dopamina. La causa de esto, sin embargo, es desconocida todavía. Existen indicios de algún componente genético de la enfermedad, si bien solamente un 10-15% de los pacientes tiene algún familiar que haya tenido esta enfermedad. Por otro lado, se ha encontrado cierta relación entre determinados medicamentos, pesticidas, toxinas en general, y la enfermedad. Las investigaciones continúan avanzando en este campo.

El diagnóstico de la enfermedad puede retrasarse debido a que algunos de los síntomas pueden pasar desapercibidos en los comienzos. Una vez detectados los primeros síntomas, se realizan las primeras pruebas diagnósticas por parte del neurólogo. Al menos dos de los tres siguientes síntomas deben ser encontrados: temblor, rigidez y lentitud. Por lo general, la enfermedad es asimétrica y se nota más en un lado que en otro. Además, el paciente suele responder al tratamiento con levodopa. Si el médico no está completamente seguro con las pruebas iniciales o aparecen problemas atípicos, podrá realizar una resonancia magnética.

Tratamiento y esperanza de vida del Parkinson en jóvenes

En la actualidad no existe cura para el mal de Parkinson pero tiene tratamiento para disminuir los síntomas. Los tratamientos disponibles en la actualidad para su tratamiento se centran en la dopamina. La levodopa, al ser utilizada, mejora los temblores, la rigidez, la lentitud y el equilibrio: mejora los movimientos en general. Su eficacia se ha visto limitada en el tiempo y ha presentado efectos adversos, por lo que, en la actualidad, se administra cuando es necesario combinada con otros medicamentos. De este modo, se potencian sus beneficios y reducen sus efectos adversos.

Aunque hace 25 años el mal de Parkinson se consideraba una de las enfermedades neurológicas con peor pronóstico, en la actualidad sabemos que la esperanza de vida de un enfermo de Parkinson es normal; además, dentro de esa esperanza de vida, al menos 15 o 20 años de esa vida serán de buena calidad.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas del mal de Parkinson en jóvenes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Source link

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies