Síntomas y tratamiento de la uretritis

Las razones por las que se da una inflamación en la uretra pueden ser diversas y pueden ser de origen infeccioso (virus, bacterias, etc.) o no infeccioso. Además, esta afección puede ser aguda o bien puede llegar a cronificarse. Así, estas son las causas más comunes de la inflamación de uretra:

Uretritis infecciosa

En este caso puede deberse a la acción, principalmente, de un virus o de bacterias y puede darse por transmisión sexual o no. Por ejemplo, algunas de las más comunes son las mismas bacterias que producen infecciones en las vías urinarias, sin embargo, en casos infecciosos, es más frecuente que se trate de una infección por enfermedad de transmisión sexual, como por ejemplo el herpes simple. Existen principalmente dos tipos de uretritis infecciosa: la uretritis gonocócica, provocada por la bacteria culpable de la gonorrea (Neisseria gonorrhoeae), y la uretritis no gonocócica, producida por otras bacterias (Chlamydia trachomatis, que causa clamidia, Ureaplasma urealyticum, Trichomonas vaginalis y Mycoplasma genitalium).

Uretritis no infecciosa

En este caso la hinchazón de esta parte del tracto urinario se ocasiona por algo que no es un microorganismo, como una herida, lesión o un traumatismo. Por ejemplo, si nos realizan una prueba a través de este conducto, es decir, una cistoscopia, a veces, el instrumento puede dañar levemente esta zona. En este caso el problema es temporal y, en principio, durará poco tiempo.

También puede ser causada por sensibilidad a productos químicos o naturales que contengan los jabones, geles, cremas, anticonceptivos, espermicidas, etcétera, que utilicemos en la zona íntima. Además, los encuentros sexuales también pueden llegar a producir este problema uretral. Asimismo, si se padece un problema en la estructura de este conducto que produzca estrechez o estenosis, también es fácil que se hinche algunas veces.

Uretritis crónica

Si la hinchazón dura al menos 6 semanas se considera que la afección es crónica y también se conoce como síndrome uretral. Suele pasar en los casos infecciosos en los que el microorganismo culpable no ha sido eliminado del todo con el tratamiento.

Inflamación de la uretra después de tener relaciones

Cuando se da justo tras las relaciones sexuales, la uretra inflamada puede deberse tanto a una infección bacteriana, vírica, micótica, etc., o bien puede ser debida al roce excesivo por haber tenido relaciones demasiado fuertes o bruscas. También puede suceder que, por la fricción y presión ejercida en la zona, durante la masturbación se provoque este problema, principalmente en los hombres.

¿Cómo se contagia la uretritis?

Si te preguntas cómo se transmite la uretritis te interesará saber que solo sucede en los casos en los que esta es infecciosa. Como hemos comentado, básicamente se produce el contagio durante las relaciones sexuales. Por lo tanto, tienen más riesgo de padecer este tipo de afección las personas que no se protegen bien y/o que tienen diversas parejas sexuales.

Si quieres conoce cómo curar la uretritis presta atención a este apartado del artículo en el que se detalla todo al respecto. El tratamiento médico para la uretritis dependerá completamente de la causa de esta, así que primero el doctor tendrá que realizar las pruebas necesarias para detectar la enfermedad o el problema de origen y, de este modo, recetar el mejor tratamiento en cada caso, incluyendo normalmente medicamentos para la inflamación de la uretra, como antiinflamatorios y analgésicos. Asimismo, si se debe a una infección habrá que tratarla con antibióticos, antifúngicos, antivirales, etcétera. En caso de ETS, también habrá que tratar de forma específica la enfermedad de la que se trate.

Si esta hinchazón se ha dado por una lesión, en principio, cuidando la higiene y tomando antiinflamatorios y analgésicos, siempre siguiendo todas las indicaciones del especialista será suficiente. En cambio, cuando el problema ha sido provocado por una alergia, entonces el especialista seguramente recetará algún antihistamínico junto con ciertas pautas para evitar volver a tener contacto con la sustancia alérgena.

Si te haces esta pregunta tienes que saber que el tiempo exacto no se puede conocer, ya que esto depende totalmente del origen de la afección. Generalmente, una inflamación uretral que no es de origen infeccioso suele curarse tras unos días, sobre todo si sigue algún tratamiento médico. En cambio, en casos infecciosos puede costar más que desaparezca, pudiendo durar desde pocos días hasta varias semanas.

Si seguimos totalmente el tratamiento indicado por el especialista posiblemente en unos días superaremos la hinchazón tan molesta en esta zona. Sin embrago, cuando no hacemos bien el tratamiento o no lo hacemos por el tiempo total que nos han indicado, entonces es cuando hay riesgo de que se haga crónica y cueste mucho más tiempo acabar de curarla.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!