Te contamos todo sobre las muelas del juicio

Las muelas del juicio son caprichosas. Aparecen en la boca, al final y muy atrás de la línea de la dentadura, cuando la persona tiene entre 18 y 26 años.

Sin embargo, pueden nunca erupcionar o hacerlo muy temprano. Lo cierto es que para algunas personas pueden resultar tan molestosas que acuden al dentista para que las extraigan.

Se trata entonces, al menos, de cuatro de molares que erupcionan al fondo de la boca en edad adulta.

Pero cuando estas piezas dentales no se quedan en el hueso alveolar, para desaparecer por completo, pueden causar muchos problemas.

Si la muela del juicio crece en la dirección errónea causando así daño en el diente colindante. Pero también, si erupciona lentamente puede estar parcialmente cubierta con tejido de encía, lo cual convierte su limpieza en una tarea complicada. Entonces, cuando las bacterias se acumulan alrededor del diente, puede ocasionar inflamación e hinchazón.

Al presentarse problemas como estos, el paciente debe acudir de inmediato a su dentista de confianza.

Algunos consejos para limpiar las muelas del juicio pasan por hacer un esfuerzo de mantenerlas limpias, con cepillos unipechados, de cabezal pequeño y cuellos angulado.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!