Tratamientos dietéticos para #Diabetes en la historia: resultados Vs lógica

Allá por el 1800 no existía la insulina exógena y tampoco la diabetes tipo 2 era la epidemia que padecemos hoy, realmente no existía como tal. La que resultaba letal era la diabetes tipo 1, la mal denominada “autoinmune”. A duras penas los médicos se aventuraban a explicar en qué consistía, para pensar en prevenirla o ni siquiera tratarla.

Pero siempre hay quien lo intenta, y el primero fue John Rollo, un cirujano del ejército escocés en 1797 recomendando una dieta a base de todo tipo de carne ya que había observado una mejora sustancial en un paciente diabético. Para no existir tratamiento y teniendo como expectativa morir rápidamente de inanición, su recomendación no era perfecta pero sí fue un gran avance, los pacientes adultos duraban algunos años. (Wikipedia)

1797 recuerda esa fecha cuando te comenten que una dieta cetogénica o muy baja en hidratos es una “dieta de moda” y por lo tanto, peligrosa para un diabético.

Rollo observó algo que funcionaba (una anécdota, n=1) y lo puso en práctica, pero hubo quien puso en funcionamiento la lógica más aplastante.

Fue un médico francés llamado Pierre Piorry que en 1850 dándose cuenta que los diabéticos orinaban “azúcar” consideró que los diabéticos perdían peso y se sentían tan débiles debido a la cantidad de azúcar que perdían en la orina, así que una dieta con grandes cantidades de azúcar para reemplazar el azúcar perdido en la orina les devolvería su fuerza, salud y vigor, así que dada su posición y prestigio, quien hizo caso a su lógica del “todo lo que sale debe volver a entrar” no vivió mucho para contarlo.

Sírvanos de ejemplo para lo que hoy en día sucede. La ineficaz lógica de recomendar una dieta alta en hidratos de carbono en el tratamiento de la diabetes.

Pero el bueno de Pierre Adolphe Piorry ha pasado a la historia no por su fracasado intento diabético sino por ser el creador de los términos toxina, toxemia y septicemia y ser el inventor de la pleximetría. (Enlace)

Apollinaire Bouchardat a quien se le considera el fundador de la diabetología moderna, también se basó en la observación de que la inanición periódica (ayuno) durante la guerra franco-prusiana de 1870 reducía la glucosa en la orina de los diabéticos. Y recomendaba ejercicio y probar la orina para testear la presencia de azúcar y el desarrollo o mejoría en la enfermedad.

Su planteamiento dietético se conoce como “Tratamiento de Bouchardat” y no dejaba de ser una dieta baja en hidratos de carbono que prohibía TODOS los alimentos con alto contenido de azúcares y almidones.

Todo esto pasó antes de que en 1920 se descubriese la insulina que ha salvado la vida de muchos pero que no es la panacea. Lo que ahora los profesionales no alcanzan a entender es que la medicación no mejora la diabetes tipo 2, al menos no durante mucho tiempo. La insulina mejora-reduce el azúcar en sangre, pero la diabetes empeora.

Los medicamentos no “revierten” la diabetes tipo 2, una enfermedad dietética, lo hace la pérdida de peso y el ayuno.

Los resultados que esperamos no es un mejor nivel de glucosa en sangre o una reducida HbA1C, eso sólo son marcadores de la enfermedad. Sobre todo si lo conseguimos a base de aumentar medicación. La medicación no hace que la glucosa desaparezca, sólo la esconde. Sólo hace que esté en sangre menos tiempo. Los verdaderos resultados que ofrece revertir, en lo posible, la enfermedad es librarnos de sus efectos: ictus, fallo renal, amputaciones, retinopatías o ceguera, neuropatías o ataques cardíacos….etc

Si no entendemos eso es que estamos mucho peor que en 1797…….

Si te interesa el tema Jason Fung acaba de editar su libro específico sobre diabetes: “The diabetes code” tan o más recomendable que los anteriores. 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!