Causas y tratamiento de la dispareunia profunda

La dispareunia, como mencionamos antes, consiste en un dolor persistente al momento de la penetración, sin embargo, no se presenta en una zona en específico. Esta disfunción sexual puede presentarse en varias áreas de la vagina, las cuales pueden presentar síntomas muy variados. Estos son los distintos tipos de dispareunia y los síntomas de cada uno de ellos:

  • Dispareunia superficial: se presenta en la vulva, labios o zona exterior de la vagina, justo antes de la introducción del pene.
  • Dispareunia vaginal: consiste en una sensación de ardor o quemazón a lo largo de todo el conducto vaginal, cuando se mantiene la penetración, y que se vuelve más intenso debido a la rapidez de la misma. Descubre en este otro artículo de unCOMO las Causas del dolor vaginal.
  • Dispareunia profunda: se presenta como un dolor o sensación de “empujón” detrás o debajo del vientre cuando el pene alcanza la penetración máxima, es decir, llega al final de la vagina donde se encuentra el cuello uterino.

Las causas que pueden llevar al padecimiento de dispareunia pueden ser muy variadas y deberse tanto a razones físicas como psicológicas. Normalmente la dispareunia profunda es causada por causas físicas de mayor gravedad, por lo cual es el tipo de esta disfunción al que más cuidado y atención hay que prestarle. Estas son las principales causas de la dispareunia profunda:

Causas físicas

  • Infecciones de la vagina o la vulva como candidiasis vaginal.
  • Irritación vaginal por el uso constante de protectores diarios, compresas, tampones o ropa interior inadecuada.
  • Himen rígido.
  • Infección en glándulas uretrales y parauretrales.
  • Lubricación escasa.
  • Endometriosis.
  • Inflamación del cérvix.
  • Menopausia.
  • Lesiones postparto.
  • Quiste ovárico.
  • Inflamación del cuello uterino.
  • Mucosas vaginales.

Causas psicológicas

  • Baja autoestima.
  • Problemas de pareja.
  • Inconformidad con tu aspecto físico bien sea por el peso, manchas, cicatrices, etc.
  • Bajo deseo sexual.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Traumas psicosexuales provenientes de la infancia.

El principal tratamiento para la dispareunia profunda es acudir al ginecólogo para que realice un diagnóstico correcto a los síntomas que se presentan. Aunque varias de las causas pueden resolverse con medicamentos antibióticos y antifúngicos, en el caso de la dispareunia profunda que es causada principalmente por endometriosis o inflamaciones, el tratamiento será un poco más complicado y debe ser estrictamente supervisado e indicado por el médico.

Tambien hay síntomas que pueden ser detectados propiamente. En el caso de la dispareunia vaginal por falta de lubricación, es importante el uso de lubricantes (preferiblemente a base de agua) durante el coito y de ser posible, usarlo diariamente para evitar la resequedad y por consiguiente la irritación. Recuerda que la vagina debe mantenerse hidratada, por lo cual es recomendable consumir mucha agua, esto no solo te ayudará para la salud de tu vagina sino también para tu piel, cabello y cuerpo en general.

En el caso de la menopausia puedes optar por el uso de cremas hormonales, las cuales ayudarán a incrementar la producción de hormonas, principalmente las responsables de mantener la vagina lubricada correctamente. De igual modo, durante la menopausia, el hecho tener relaciones sexuales habitualmente ayudará a la lubricación natural, lo que servirá para mantener una salud vaginal estable, aliviando el problema.

Si eres todavía muy joven y estas comenzando tu vida sexual, es importante que no te pongas nerviosa puesto que el dolor es temporal. Recuerda que mientras más miedo presentes, más doloroso podrá ser debido a tu tensión muscular. Opta por lubricantes que faciliten y hagan más llevadero el proceso, igualmente habla con tu pareja sobre esto para que entre ambos busquéis una solución. Si observas que pasa tiempo y sigues sintiendo este tipo de dolor, consulta con tu ginecólogo.

Si la causa de la dispareunia es de origen psicológico, la mejor opción es pedir la ayuda de un psicólogo para que con terapia se recupere la confianza en una misma. En el caso de tener algún problema de pareja, lo mejor es hablar y discutirlo para fomentar o recuperar la comunicación y el respeto mutuo.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!