Cómo aliviar el picor de piel en el embarazo

A medida que la barriga y los pechos crecen durante el embarazo, la piel se va estirando poco a poco para adaptarse y acomodarse al nuevo tamaño del cuerpo de la mujer. Junto con el crecimiento del feto, los cambios hormonales pueden afectar en gran parte a estos cambios cutáneos. En concreto, durante la gestación se secreta más estrógeno, una hormona femenina que induce la proliferación celular sobre todo en las mamas, el endometrio y los ovarios. Aunque este aumento de estrógenos es normal durante el embarazo, básicamente porque se producen en los ovarios y la placenta, tiene consecuencias directas: aparece la comezón o picor en zonas como las palmas de las manos o las plantas de los pies, el pecho o la propia barriga. ¿Quieres saber más? En unCOMO hemos recopilado toda la información acerca del comezón durante la gestación y te explicamos cómo aliviar el picor de piel en el embarazo. ¡Toma nota!

¿Por qué pica la piel durante el embarazo?

¿Es normal sentir picazón en la piel durante el embarazo? Si estás embarazada y te ha asaltado esta pregunta después de padecer picores y comezón en la piel, has llegado al lugar indicado. La respuesta es afirmativa: se trata de algo común que muchas mujeres pueden padecer durante el embarazo, especialmente en el vientre, los pechos, las palmas de las manos o las plantas de los pies. El enrojecimiento de estas áreas suele acompañar el picor que se siente, debido al aumento de la circulación sanguínea.

Pero, ¿por qué se siente esta molesta comezón? A medida que el embarazo va avanzando, las mujeres van ganando peso y aumentando su tamaño, lo que provoca que la piel se dé de sí, para acomodarse al nuevo volumen, llegando a poder producir las estrías. La tensión de la piel es natural, pero eso no quita que pueda ser algo incómodo. Si a esto se le suma el descontrol hormonal de la mujer, los síntomas y apreciación de estos pueden ser diversos. Durante la gestación, las mujeres secretan una mayor cantidad de estrógenos, unas hormonas femeninas generadas por ovarios y placenta, y junto a la adaptación de la piel pueden provocar molestos picores que suelen desaparecer cuando se da a luz.

Otras causas del picor de piel en el embarazo

Como hemos comentado, el hecho de que la piel se estire, sobre todo en vientre y pechos, para acomodarse a la gestación, es el factor principal que puede provocar la tensión de la piel y, en consecuencia, el picor de dichas zonas. Asimismo, el cambio hormonal, en concreto el incremento de estrógenos, son otra causa frecuente que provoca el molesto comezón y el enrojecimiento de las zonas más afectadas (vientre, pechos, manos y pies). Pero estas no son las únicas causas que pueden desarrollar el picor, existen otras causas que pueden producir el picor cutáneo durante el embarazo:

  • Urticaria: se conoce como pálpulas y placas urticarias pruriginosas del embarazo (PPUPE) y se trata de la presencia de sarpullidos cutáneos que se concentran, sobre todo, en el vientre. Suele aparecer a partir del tercer mes de embarazo y es muy frecuente en los primeros embarazos o en los embarazos de gemelos o mellizos. Es un picor incómodo, pero nada peligroso, ni para la mamá ni para el bebé.
  • Colestasis: es un problema del hígado que afecta al flujo normal de la bilis del hígado y puede influir durante el embarazo. La colestasis provoca picores severos por todo el cuerpo, así como sarpullidos. Es importante controlar la colestasis ya que puede afectar al bebé y requiere de tratamiento médico. Si se nota un picor casi insoportable, se debe acudir a un centro médico de inmediato.
  • Infecciones fúngicas o micóticas: además de estas causas, es habitual que las mujeres embarazadas padezcan alguna que otra infección por hongos o fúngica, lo cual puede traducirse en picor vaginal. Recuerda que el desequilibrio hormonal es normal durante el periodo de gestación, por lo que si se descuida la dieta o se recurre a ciertos antibióticos el crecimiento excesivo de los hongos puede afectar a la mujer de inmediato.
  • El eccema, la piel seca o las intolerancias alimenticias: también son afecciones que se presentan con comezón o picor en la piel, una sensación que se incrementa mucho si sucede durante el embarazo.

Aunque la picor en la piel durante el embarazo es un síntoma normal y bastante habitual, es importante consultar a su médico sobre la comezón, dado que podría tratarse de una señal que indica la presencia de otro problema más grave.

Remedios caseros para el picor de piel durante el embarazo

Aunque todo depende del origen principal de la comezón, existen numerosos remedios caseros para aliviar el picor de la piel en el embarazo, sobre todo si es producido por el propio estiramiento de la piel en vientre y pechos. Te contamos los más efectivos:

Baño templado

Si sufres picor durante el embarazo, te recomendamos darte un baño con agua templada al que deberás añadir una taza de harina de avena. La avena ayuda a calmar la piel irritada, por lo que además de relajarte con el baño, conseguirás reducir el malestar.

Compresas frías

El agua fría siempre es un buen método calmante y, en este caso, no podía ser menos. Aplícate compresas frías o bolsas de hielo envueltas en paños en las áreas cutáneas más afectadas y lograrás tanto aliviar el picor, como reducir la rojez o la inflamación. Para los pechos, específicamente, te recomendamos empapar una toalla con agua fría y enrollarla, ya que te resultará más cómodo. Colócala entre los pechos y el vientre para calmar el picor de esta zona durante el embarazo.

Cremas y pomadas

Hay muchos remedios que podrán ayudarte a calmar el picor durante el embarazo. Por ejemplo, las cremas y pomadas a base de caléndula proporcionan un alivio rápido, pero además, ayudan a hidratar la piel, por lo que te ayudarán a reducir tanto la piel seca como los eccemas. Otro buen remedio es la aplicación de gel de aloe vera en las zonas de piel más afectadas por el picor. El aloe vera, además de calmar la comezón, creará una película protectora en la piel con la que se protegerá de los daños más frecuentes de rascarse.

Hierbas medicinales

Algunas hierbas tienen propiedades calmantes, por lo que se pueden utilizar como remedio natural contra el picor de la piel durante el embarazo. La raíz del diente de león o el cardo, entre ellas, son útiles para resolver los problemas del hígado, por lo que tomarlas en infusión se recomienda, sobre todo, si se padece colestasis. Igualmente, consulta siempre primero con tu ginecólogo particular.

Bicarbonato

Y no podemos obviar el poder y las propiedades del bicarbonato sobre la piel, entre las que destacan su poder calmante. Por ello, puedes preparar una pasta a base de bicarbonato y agua. Aplícala sobre el vientre o el pecho, zonas donde se manifieste el picor, y notarás como se alivia la picazón, el dolor tensional y el enrojecimiento.

Consejos para calmar el picor cutáneo en el embarazo

Además de los remedios naturales que hemos expuesto anteriormente, es importante tener en cuenta algunos tips que te ayudarán a prevenir o reducir el picor de la piel durante el embarazo. Es importante tenerlos en cuenta para evitar este molesto síntoma y disfrutar de esta experiencia única:

  • Evita las duchas calientes, dado que suelen resecar más la piel y pueden empeorar el cuadro de picazón.
  • No utilices cepillos o esponjas para la ducha, para no escamar más la piel.
  • Evita el uso de productos para la piel perfumados (geles, cremas…) o con una composición química potente. En su lugar, apuesta por las cremas de glicerina que respetan mucho más la piel.
  • Algunos detergentes para la ropa también pueden influir en el picor de la piel. Si notas una cierta reacción después de lavar tu ropa, evítalos.
  • Apuesta por la ropa holgada y la ropa interior de algodón o de otras fibras naturales que ayuden a tu piel a respirar.
  • Para evitar el crecimiento de hongos, evita sentarte con ropa húmeda.
  • Mantente hidratada todo el día. Es importante beber entre 8 y 10 vasos de agua al día (lo que se traduce en 1,5 o 2 litros de agua diarios).
  • Lleva a cabo una dieta sana y equilibrada.
  • Evita rascarte siempre que sea posible porque aunque puede aliviar el picor de manera temporal, puede producir heridas, cortes o arañazos en la piel.
  • Ponte crema hidratante después de bañarte.

Recuerda que si los picores son muy intensos, sobre todo durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo, es necesario acudir al médico ya que podría tratarse de una colestasis. Asimismo, en los casos de que tengas mucha comezón y todas estas medidas no logren aliviarte, acude a tu médico para que te dé un tratamiento farmacológico adecuado de uso local. También puede ser que te deriven a un dermatólogo si existe la presencia de sarpullidos o enrojecimientos, para que el tratamiento sea todavía más específico.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aliviar el picor de piel en el embarazo – remedios y consejos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!