Cómo saber si tengo prepucio redundante

Cuando la piel que recubre el glande, la parte final del pene, llegar a tapar todo el glande o gran parte del mismo durante la erección, se habla de un caso de prepucio redundante. A pesar de que no estamos frente a un caso de fimosis, muchos de los hombres que cuentan con este tipo de prepucio pueden presentar algunos problemas relacionados con la higiene íntima o en el momento de mantener relaciones sexuales, pues muchos llegan a sentirse avergonzados por tener ese exceso de piel y otros pueden presentar un exceso de sensibilidad en el glande o no llegar a disfrutar por completo del acto sexual. Además de esto, también existe un mayor riesgo de infecciones y otras condiciones como la parafimosis. En este articulo de unCOMO vamos a mostrar todos los detalles para dar respuesta a la pregunta de cómo saber si tengo prepucio redundante, mostrando además cuáles son las posibles soluciones a dicha condición.

Qué es el prepucio redundante

El prepucio, como ya hemos comentado, es la piel que recubre el glande, la parte final o cabeza del pene y desempeña algunas funciones como proteger al glande de daños o agentes externos que puedan dañarlo, proteger y mantener la sensibilidad del glande y, al poder retraerse, permite la correcta limpieza del glande y que se puedan experimentar sensaciones placenteras durante las relaciones sexuales, ya que en el glande se encuentran innumerables terminaciones nerviosas que hacen que esta parte del pene sea extremadamente sensible al tacto.

Pero, ¿qué es un prepucio redundante? Se dice que un hombre tiene prepucio redundante cuando este es demasiado largo y llega a cubrir totalmente o parcialmente el glande durante la erección. Esto provoca que no haya una retracción espontánea y que el prepucio deba ser retraído de forma manual o por el movimiento y el roce durante el acto sexual.

Prepucio redundante y fimosis

Sin embargo, es importante aclarar que prepucio redundante y fimosis no es lo mismo, ya que cuando se tiene un prepucio largo sí es posible que la piel se retraiga, aunque no sea de forma espontánea, con el pene erecto, en cambio, cuando se presenta fimosis, dicha retracción es imposible o se realiza con muchas dificultades.

La fimosis se define como la incapacidad de descubrir la cabeza del pene por completo en consecuencia a la estrechez del prepucio y es una condición que puede presentarse a cualquier edad, y es que aunque generalmente es una condición congénita, también puede ser adquirida con el tiempo debido a infecciones o heridas recurrentes en el pene. Además, suele causar síntomas como severas molestias al intentar retraer la piel, micción dolorosa y dolor al mantener relaciones sexuales. En el siguiente artículo de unCOMO mostramos con más detalles Cómo saber si tengo fimosis.

Consecuencias de tener el prepucio redundante

Cuando se tiene prepucio redundante y la piel cubre por completo el glande, es posible que se den problemas como los que mencionamos en las siguientes líneas:

  • El exceso de piel o un prepucio demasiado largo puede generar ciertas inseguridades en el hombre afectado, lo cual puede provocar que sienta vergüenza, miedo o sentimiento de inferioridad al mantener relaciones sexuales.
  • Por lo general, se puede observar que el chorro de la orina es un poco más fino.
  • La higiene diaria del pene puede ser más complicada, pues el glande al quedar completamente cubierto por el prepucio, tiende a acumular más suciedad, restos de esperma, esmegma, bacterias, etc. Por ello, también es más probable que aparezcan problemas de mal olor. En el siguiente artículo de unCOMO mostramos algunos consejos para saber cómo quitar el esmegma sin dolor.
  • El glande al estar casi todo el tiempo cubierto y húmedo puede provocar un exceso de sensibilidad ante cualquier roce externo, lo cual puede resultar hasta incómodo y molesto para el afectado.
  • Durante las relaciones sexuales, el exceso de piel provocará que el pene sufra una especie de «automasturbación» dentro de la vagina, lo cual puede hacer que no se llegue a sentir realmente el auténtico placer que genera el glande cuando se roza con las paredes vaginales.

Posibles complicaciones del prepucio redundante

Además de lo anterior, tener un prepucio muy largo también puede aumentar el riesgo de sufrir algunas complicaciones, entre las cuales se encuentran la balanitis y la parafimosis. Veamos seguidamente en qué consisten estas afecciones, por qué se producen y cuáles son los síntomas que pueden provocar.

Balanitis

El prepucio redundante al dificultar una adecuada higiene y limpieza del pene puede dar lugar al desarrollo de una balanitis. Esta es la inflamación e irritación del glande que puede ocurrir debido a una acumulación excesiva de suciedad y restos de orina o de esperma debajo del prepucio. No obstante, también puede estar causada por otras condiciones como infecciones bacterianas o micóticas, dermatitis por contacto y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Además de la inflamación e irritación del glande, pueden presentarse síntomas como escozor, picor, enrojecimiento, mal olor y secreciones acuosas en el pene. Cuando es consecuencia de una higiene inadecuada es importante extremar las medidas de limpieza y lavar la zona genital diariamente,incidiendo debajo del prepucio, con agua tibia y jabones suaves que no irriten la piel de los genitales. En el siguiente artículo mostramos cuáles son las medidas más importantes a considerar para prevenir la balanitis.

Parafimosis

Por otro lado, si cuando se tiene prepucio redundante, se fuerza la retracción de la piel, aumentan mucho las probabilidades de presentar parafimosis. Esta es una condición que se cuando el prepucio, una vez se ha retraído sobre el glande, no puede regresar a la posición inicial, quedándose bloqueado y formando un anillo estrecho de piel que causa dolor e inflamación. Además, debido a la poca llegada de sangre, es posible que el glande empiece a perder su color natural.

La parafimosis constituye una urgencia médica que debe ser solucionada por un especialista médico.

Operación del prepucio redundante: circuncisión o prepucioplastia

Si se tiene la necesidad de curar el prepucio redundante o un especialista ha recomendado su tratamiento, por lo general se suele recurrir a la circuncisión o a la prepucioplastia según cada caso:

  • Circuncisión: intervención quirúrgica clásica realizada en casos de fimosis a través de la cual se acorta el prepucio y el glande queda parcial o totalmente descubierto. Tras la operación, se requieren unos días de reposo y los puntos de sutura se caen en un plazo de 7 a 14 días. Tras unas 4 o 6 semanas, ya es posible volver a masturbarse y tener relaciones sexuales.
  • Prepucioplastia: es una alternativa estética a la clásica circuncisión indicada para los casos en los que el prepucio se encuentra bien. Se realiza un corte longitudinal sobre el prepucio y luego se cose transversalmente, obteniendo como resultado un aspecto muy similar al de un pene sin circuncidar.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si tengo prepucio redundante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!