Ganar resistencia corriendo

Tener problemas para aguantar en la parte final de nuestras carreras no es uno de los problemas más complicados de los que se nos plantean a los corredores. Por poco dotado que estés genéticamente para el running, por gordo que estés, puedes mejorar mucho tu resistencia y durante muchos años. Vamos a empezar con el caso de aquellos que nunca han corrido. En ese caso debería empezar corriendo 20 minutos (alternando un minuto a pie cuando se vea muy ahogado). Cada semana subes un par de minutos hasta que con los meses logres correr una hora seguida sin tener que caminar. Si ya tienes cierta experiencia corredor, empieza por correr 40 minutos y le vas subiendo de 3 a 5 minutos por semana hasta llegar a la hora.

Correr mucho tiempo no te hará más resistente. Muchos hacen rodajes de hasta tres horas para el maratón que sólo sirven para llegar pasados de forma al día de la carrera

Estas carreras en las que buscamos ganar resistencia deben ser a ritmo tranquilo, debes poder charlar tranquilamente con alguien sin que se entrecorte la voz. Mi experiencia de muchos años entrenando corredores populares me dice que uno de los problemas es que entrenáis demasiado rápido. Aunque el principal problema de los corredores es que piensan que serán más resistentes corriendo mucho tiempo. ¡Error y de los gordos y con malas consecuencias para el resultados que vamos a obtener en nuestras competiciones! Y es que este pensamiento lleva a los corredores a hacer rodajes de hasta tres horas para el maratón que sólo sirven para que lleguen pasados de forma al día de la carrera. Como digo, han corrido el maratón varias veces antes del día del maratón.

El fallo a la hora de no conseguir aumentar nuestra resistencia suele estar más en la falta de fuerza muscular que en la falta de rodajes que aumenten nuestra resistencia aeróbica. Por eso es tan importante que el corredor haga trabajo de pesas o de gomas (recuerda hacer unas rectas con zancada amplia después de terminar el trabajo de musculación para hacer la transferencia de ese trabajo que has hecho a la carrera). Cuando ya corras esos 60 minutos sin que te suponga un problema, ya puedes seguir un plan de entrenamiento de los que podéis encontrar en esta misma página web de CORREDOR.

EL TRUCO

Si ya eres un corredor habitual también puedes ganar resistencia gracias a los cambios de ritmo largos que te permiten mejorar tu potencia aeróbica. Prueba con este entreno: 20 minutos de calentamiento a ritmo suave y a continuación 25 minutos alternando cambios entre 1 y 4 minutos al 80-85% y recuperando 1 minuto después de cada uno. Cuánto más corto en tiempo sea el cambio, más intenso lo debes hacer, pero no hay que pasarse, no debe ser tan intenso el esfuerzo como cuando estás haciendo series.

Fuente: Soy Corredor

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!