Dieta para diabéticos tipo 1 – menú completo

Dieta para diabéticos tipo 1 – menú completo
¿Te gustó el post?

Qué es la diabetes

La diabetes es una afección crónica que se desarrolla en el momento en el que el organismo es incapaz de producir una cantidad suficiente o eficaz de insulina, una hormona fabricada por el páncreas, encargada de repartir la glucosa de los alimentos a las células del organismo para que se convierta en energía y tanto los músculos como los tejidos puedan funcionar adecuadamente.

Los diabéticos, por ende, son personas que no son capaces de absorber adecuadamente la glucosa, por lo que esta se queda en la sangre dañando los tejidos, lo que se conoce como hiperglucemia. Existen diversos tipos de diabetes que pueden afectar de una manera u otra la salud de todos aquellos que la sufren, aunque todos requieren un control médico específico.

Tipos de diabetes

Existen tres tipos principales de diabetes y cada una tiene sus propias características, siendo alguna más severa que otra y por ello más compleja de controlar. Estos son los tipos de diabetes que es necesario conocer para poder convivir mejor con esta afección y mejorar la calidad de vida de quién la padece:

Diabetes tipo 1

El origen de la diabetes tipo 1 es la reacción autoinmune. En estos casos, las propias defensas del organismo atacan las células que se encargan de fabricar la insulina en el páncreas, dando como resultado una nula producción de insulina. Este tipo de enfermedad afecta a personas de cualquier edad, aunque es más frecuente entre niños y jóvenes adultos. Los pacientes de diabetes tipo 1 necesitan una inyección diaria de insulina – básica para sobrevivir -, para equilibrar su déficit de producción y controlar los niveles de glucosa en sangre.

Los síntomas que experimentan aquellos que sufren de diabetes tipo 1 son variados, desde sequedad en la boca o mucha sed, hasta el cansancio, la fatiga o la falta de energía, pasando por una micción frecuente, apetito constante, pérdida de peso repentina, infecciones recurrentes, visión borrosa e incluso lentitud a la hora de cicatrizar o curar heridas.

Aunque se puede llevar una vida normal, aquel que sufre de diabetes tipo 1 deberá someterse a un tratamiento diario de insulina, practicar deporte de manera habitual y mantener unos hábitos alimenticios estrictamente saludables.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es la forma de diabetes más común y generalmente aparece en adultos. En este caso, el organismo produce insulina pero o bien no es una cantidad suficiente o bien el organismo no es capaz de responder adecuadamente a sus efectos. Resultado: la glucosa se acumula en la sangre y daña los tejidos.

Aunque los enfermos de diabetes tipo 2 pueden tardar tiempo en reconocer la enfermedad, existen algunos factores de riesgo que pueden desencadenarla como la mala alimentación o el déficit nutricional durante el embarazo, la falta de actividad física, la edad avanzada, la obesidad, los antecedentes familiares o incluso la etnia. A diferencia de la diabetes tipo 1, aquel que padece diabetes tipo 2 no necesariamente necesita insulina para sobrevivir.

Diabetes mellitus gestacional (DMG)

La diabetes mellitus gestacional es la que se detecta durante el embarazo. Es posible que la mujer desarrolle una diabetes durante la gestación, generalmente en periodos avanzados cuando el bebé ya está bien formado, dado que el organismo no es capaz de producir una cantidad suficiente de insulina. El riesgo para el bebé es más bajo que en los casos en los que la futura mamá tenga una diabetes tipo 1 o 2 previamente al embarazo. No obstante, es importante que se controlen los niveles de glucemia para minimizar riesgos. Todo ello se puede conseguir manteniendo una dieta sana. La diabetes mellitus gestacional puede desaparecer después del parto, aunque la probabilidad de que tanto madre como bebé sufran a largo plazo una diabetes es más elevada.

Alimentación para diabéticos tipo 1

La diabetes tipo 1 es la que conlleva más riesgos, por ende, necesita un control más estricto en cuanto a la alimentación. Lo importante es que el enfermo lleve a cabo una alimentación sana, variada y equilibrada, como la que podría llevar cualquier persona, pero hay que prestar especial atención en los hidratos de carbono, ya que son los que influyen directamente sobre los niveles de glucemia después de cada ingesta.

En este sentido, se recomienda evitar los alimentos ricos en azúcares, también los productos fabricados a base de cereales refinados, como la bollería, el pan blanco o las pastas. Estos alimentos pueden sustituirse con cereales integrales, frutas y verduras, grupos que incrementan la glucemia de forma lenta después de cada comida. De este modo, se reducirían los picos de glucemia. Asimismo, es importantísimo controlar y reducir todos aquellos alimentos con alto contenido en grasas saturadas, moderar el consumo de sal y evitar la ingesta de alcohol.

Un buen ejercicio es fijarse en la cantidad de hidratos de carbono total que se puede ingerir, sin tener en cuenta si el alimento en sí contiene o no azúcar. Piensa que tu alimentación estará reglada y pautada por la administración de insulina – que deberás proporcionar a diario -, por lo que el incremento de glucemia después de cada comida dependerá básicamente de tu ingesta de hidratos de carbono y, por ende, de ahí dependerá la dosis de insulina adecuada para poder metabolizarlos correctamente.

Plan de dieta para diabéticos tipo 1

Para mantener los niveles de glucosa estabilizados hay que seguir un plan de alimentación adecuado para personas con este tipo de afección. Como hemos comentado hay que consumir menos grasas saturadas , hidratos de carbono y menos azúcares. Así, este es un plan de dieta semanal para diabéticos tipo 1 que te puede servir de ejemplo, aunque lo mejor es que sigas la dieta que te proponga tu médico:

Lunes

  • Desayuno: infusión con stevia, galletas integrales y un zumo natural.
  • Almuerzo: una pieza de fruta grande o 2 o 3 si son pequeñas.
  • Comida: ensalada de lechuga, tomate y cebolla, pez espada a la plancha, pan integral y yogur desnatado.
  • Merienda: leche desnatada o café con leche desnatada y pan integral con aceite de oliva.
  • Cena: puré de verduras, pechuga de pavo o pollo a la plancha y fruta.

Martes

  • Desayuno: yogur natural desnatado sin azúcar añadido, cereales integrales y sin azúcar y una pieza de fruta.
  • Almuerzo: tostada de pan integral con una loncha de pechuga de pavo.
  • Comida: ternera con cebolla, patatas y zanahoria, ensalada de lechuga y tomate, pan integral y fruta.
  • Merienda: pan integral con queso fresco y zumo natural.
  • Cena: ensaldad de tomate, atún, cebolla y pimientos, merluza con salsa verde y una pieza de fruta.

Miércoles

  • Desayuno: leche desnatada o café con leche desnatada, pan integral con aceite de oliva y un zumo natural.
  • Almuerzo: pan integral con una pieza de pechuga de pavo y una infusión con stevia.
  • Comida: judías verdes, filete de pollo o pavo a la plancha, ensalada de tomate, pan integral y una pieza de fruta.
  • Merienda: yogur natural desnatado y sin azúcares añadidos y un puñado de frutos secos.
  • Cena: sopa con caldo casero (poca pasta), ensalada de tomate, lechuga y zanahoria, lenguado al horno y fruta.

Jueves

  • Desayuno: infusión con stevia, tostada integral con queso fresco y una pieza de fruta.
  • Almuerzo: yogur natural desnatado sin azúcar añadido con galletas integrales.
  • Comida: arroz con verduras, filete de merluza a la plancha, ensalada de lechuga y tomate, pan integral y fruta.
  • Merienda: tostada de pan integral con queso fresco y un zumo natural.
  • Cena: crema de guisantes, calabacín al horno con jamón cocido y un yogur desnatado.

Viernes

  • Desayuno: yogur natural sin azúcar añadido, pan integral con aceite de oliva y una pieza de pechuga de pavo y un zumo natural.
  • Almuerzo: una pieza de fruta entera o varias si son pequeñas.
  • Comida: guiso de patatas con sepia (pocas patatas), ensalada de tomate con cebolla, pan integral y fruta.
  • Merienda: yogur natural desnatado y sin azúcares añadidos con una macedonia de frutas.
  • Cena: puré de calabaza, pavo asado o a la plancha y una pieza de fruta.

Alimentos probihibidos y restringidos para diabéticos tipo 1

Como hemos apuntado, lo más importante es llevar a cabo una dieta sana, variada y equilibrada en la que se limiten o se vigilen las ingestas de hidratos de carbono. Pero, ¿cuáles son los alimentos que están totalmente prohibidos para un diabético tipo 1? Principalmente aquellos que contienen azúcares, grasas o hidratos de carbono en exceso. Entre estos alimentos se encuentran:

  • Bollería industrial
  • Dulces (chocolate, pasteles…)
  • Azúcares refinados
  • Refrescos con azúcar o gas
  • Alcohol
  • Productos procesados

Todos los alimentos o productos pertenecientes al grupo anterior deberán ser eliminados radicalmente de cualquier dieta, pues solo dañarán más el organismo de un diabético tipo 1. No obstante, hay algunos alimentos que quedan restringidos, que no eliminados, es decir, conviene evitar los alimentos con un alto nivel de azúcar pero en menor proporción que el grupo de alimentos anterior. Es importante reducir el consumo de:

  • Arroces, pasta, pan, cereales o patatas
  • Carnes rojas y embutidos
  • Fruta (no más de tres piezas al día)

Alimentos permitidos para diabéticos tipo 1

Después de las restricciones, es necesario hablar de los alimentos que deberán formar parte de la dieta del diabético tipo 1. Es básico que se consuman a diario:

  • Verduras y hortalizas
  • Carnes blancas sin piel (pavo, pollo…)
  • Pescados y mariscos
  • Lácteos bajos en grasa o desnatados

Como hemos comentado anteriormente, lo que más debe vigilar aquel que padece diabetes tipo 1 es la ingesta de azúcares y grasas. Por ello, es importante conocer bien cada grupo de alimentos y empezar a descartar o incluir los más adecuados para su organismo. Sin lugar a dudas, el mejor tratamiento contra esta enfermedad es llevar una dieta sana y equilibrada.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para diabéticos tipo 1 – menú completo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Source link

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies