Qué comer sin vesícula biliar

La vesícula biliar es un órgano pequeño que se encuentra bajo el hígado, en el lado derecho, tiene forma de pera y su función principal es recoger y almacenar bilis, el líquido que produce el hígado, de un color amarillento y que sirve para la correcta digestión de las grasas. Así, esta vesícula del aparato digestivo es crucial a la hora de poder procesar las grasas para aprovechar y desechar lo necesario. Algunas personas por diversos motivos pueden tener la necesidad de pasar por una operación llamada colecistectomía, en la que por problemas de salud se extirpa este órgano. Es muy común que surjan muchas dudas entorno a esta situación y una de las más comunes, por ejemplo, es qué comer sin vesícula biliar. Por ello, en este artículo de unCOMO contamos todo lo que necesitas saber, desde cómo se puede vivir bien sin este órgano hasta qué incluir en la dieta y qué excluir.

Cómo vivir sin vesícula biliar

Sí se puede vivir sin vesícula biliar, ya que aún teniendo una función importante en el correcto funcionamiento del organismo, este órgano no es vital en sí.

Quienes han pasado por una colecistectomía, tanto si ha sido por una colecistitis crónica o por otras causas, pasan algunos días con reservas bajas de bilis, ya que tan solo tendrán disponible la que haya quedado almacenada en el intestino delgado hasta que, poco a poco, comience a llegar al duodeno desde el hígado directamente, pudiendo llegar a provocar un exceso de este líquido en los intestinos. Así, no habrá suficiente cantidad de este líquido necesario para la digestión de grasas y, por ello, si se ingiere este tipo de alimentos se darán problemas digestivos. Los efectos más comunes son la aparición de náuseas, vómitos, indigestión, gases y flatulencias, hinchazón, diarreas y cólicos. Este tiempo de recuperación suele durar entre 2 y 3 semanas, luego poco a poco se van reincorporando alimentos a la dieta y se puede vivir con normalidad de nuevo.

En el caso de que se produzca un exceso de almacenamiento de bilis en el intestino delgado, comenzará a avanzar hacia el grueso y este lo absorberá, pudiendo producirse un exceso de sales biliares en el intestino grueso y provocando colon irritable y diarrea.

También son muchas las personas que se preguntan si sin vesícula biliar se engorda o se adelgaza y, lo cierto es que, debido a la reducción de grasas y otros factores normalmente se produce una pérdida de peso y en algunos casos hay quienes tienen dificultades para ganar algo de peso más adelante.

En resumen, tras una cirugía de extracción de vesícula biliar es necesario ajustar la alimentación e ir incorporando algunos alimentos despacio, con el paso de los días o semanas. De hecho, el 95% de los operados vuelven a comer de forma totalmente normal en poco tiempo.

Qué puedo comer si no tengo vesícula biliar – alimentos recomendados

¿Qué se puede comer después de una cirugía de vesícula biliar o colecistectomía? Esta es la duda principal y la verdad es que hay que empezar por eliminar las grasas o consumir alimentos que sean muy bajos en su contenido, por ejemplo, las grasas de origen vegetal suelen aceptarse mejor tras una colecistectomía. Estos son los alimentos recomendados si no tienes vesícula biliar:

  • Infusiones y tés, como el té verde y la manzanilla
  • Lácteos descremados, ya sean leche, queso o yogures
  • Legumbres sin piel y con moderación
  • Pastas
  • Arroces
  • Pan y galletas tostados
  • Frutas como bayas, manzanas, peras, melocotones, etc.
  • Verduras, exceptuando las complicadas de digerir y las flatulentas
  • Pescado blanco o magro
  • Carnes magras
  • Únicos alimentos grasos permitidos: aceite de oliva o de semillas, preferiblemente curdo o bien hervido, nunca frito.

Alimentos prohibidos o poco recomendados después de una colecistectomía

Aparte de los alimentos mencionados antes, hay que tener en cuenta los alimentos prohibidos después de una operación de vesícula biliar, para eliminarlos de la dieta o bien, si el médico lo indica, consumir las cantidades justas para no sufrir daño pero sí aprovechar sus nutrientes.

  • Choclate
  • Café
  • Lácteos enteros
  • Comida rápida
  • Carbohidratos refinados
  • Grasas hidrogenadas
  • Frituras y alimentos procesados
  • Carnes grasas, como los embutidos
  • Manteca
  • Pescados azules y mariscos
  • Huevos, sobre todo la yema
  • Legumbres con piel dura
  • Picantes y salsas
  • Verduras flatulentas como coliflor, col o alcachofas
  • Aceitunas
  • Frutos secos muy oleaginosos como avellanas y nueces

Ejemplo de dieta para personas sin vesícula biliar

Lo más recomendable es que la dieta biliar tenga alrededor de 30 g de lípidos diarios, es decir, que contenga menos del 25% del valor total energético diario. Existen muchas recetas para personas sin vesícula biliar que son totalmente saludables y, por supuesto, también aptas para personas que sí tengan este órgano, como se observa en este ejemplo de dieta y menú:

Desayuno

  • Taza de infusión o bien de café con leche si ya se comienzan a incluir alimentos.
  • Tostadas de pan blanco o galletas tostadas, con pechuga de pavo o mermelada.

Almuerzo

  • Compota de manzana, pera u otras frutas.
  • Jugo de frutas.

Comida

  • Taza de caldo vegetal o de carnes magras, se puede añadir pasta de sopa.
  • Los vegetales del caldo se pueden comer aparte o en la misma sopa.
  • Verduras cocidas o al horno como zanahorias, tomate (sin semillas ni piel), berenjenas, calabazas, etcétera. También se pueden comer en puré o crema.
  • Pechuga o muslos de pollo o pavo sin piel o bien, corte de carnes de vaca u otros mientras se trate de una parte magra.
  • El aliño solo puede ser aceite de oliva o de girasol, en poca cantidad, jugo de limón y como mucho mayonesa light o dietética, en caso de que se comiencen a incluir alimentos.
  • Unas dos veces a la semana se puede comer pastas o cereales como ravioli, espaguetis, arroces, etcétera.
  • De postre se puede tomar fruta como peras, manzanas, mandarinas, ciruelas, melocotón o melón.

Merienda

Se tiene que seguir la línea del ejemplo del desayuno, aunque se pueden incluir variantes e ir incluyendo algunos alimentos. Aunque, en el caso de las bebidas siempre se recomiendan infusiones, tés, agua mineral, jugos de frutas, etcétera.

Cena

La cena puede ser como el ejemplo de la comida. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en la última comida del día conviene comer menos cantidad que en el resto de las comidas, por lo que las dosis tendrán que ser reducidas.

Consejos para vivir sin vesícula biliar

Por último, te mostramos algunos consejos y recomendaciones para vivir sin vesícula biliar que te ayudarán a adaptarte y recuperar la normalidad:

  • Empezar a tomar líquidos tras 24 horas de la cirugía.
  • A las 48 horas se puede iniciar una dieta semilíquida baja en grasas (máximo en un 30% del total de las calorías ingeridas), aunque es mejor sin, y en cantidades pequeñas.
  • Se repartirán las cantidades en pequeñas dosis unas 5 o 6 veces al día.
  • Cuando haga 72 horas de la operación se puede pasar a una dieta blanda, también en cantidades bajas, como media ración.
  • Tras un día o dos más, si se tolera bien la dieta blanda, se puede comenzar dieta de continuación, es decir, se comerá lo mismo pero se aumentará la cantidad.
  • Siempre hay que comer despacio, masticar mucho los alimentos y no llegar a sentirse lleno del todo, solo saciado, y la mejor forma es comer entre 5 y 6 veces diarias.
  • La comida debe prepararse cruda, al papillote, al vapor, al horno, hervida o a la plancha.
  • Evita todo tipo de grasas al principio, sobre todo los alimentos fritos, procesados e industriales.
  • Recuerda evitar alimentos que sean flatulentos, picantes y que puedan producir estreñimiento.
  • Añade de forma gradual fibra para mejorar tu tránsito intestinal.
  • Si te cuesta hacer la digestión opta por andar 5 o 10 minutos a buen paso y de forma continuada, en vez de quedarte echado descansando.
  • Para reincorporar alimentos hazlo poco a poco para comprobar la tolerancia y hazlo de uno en uno, por ejemplo, con una semana de diferencia.
  • Consulta a tu médico siempre que sea necesario para revisiones, seguimiento o aclarar dudas.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué comer sin vesícula biliar – dieta después de la operación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!