Por qué me dan punzadas en el ano

¿Has sentido punzadas o pinchazos en el ano? Esta zona es muy delicada y algunos factores pueden hacer que se dañe fácilmente. Por ejemplo, problemas tan frecuentes como el estreñimiento o la diarrea pueden producir pequeñas heridas o rasguños en el recto o la entrada de la zona anal causando dolor. Del mismo modo, existen otras afecciones como las molestas hemorroides o enfermedades como la enfermedad de Crohn que pueden estar ocasionando las molestias. Sea cual sea la causa, es importante tener cuidado con esta zona y llevar a cabo los cuidados necesarios para mantenerla en buen estado. Por ello, en unCOMO respondemos a la pregunta «Por qué me dan punzadas en el ano» explicándote las posibles causas y tratamientos.

Punzadas en el ano por fisuras anales

Una de las causas más frecuentes de sentir punzadas en el el ano son pequeñas heridas o rasguños en la pared del recto o en el ano. Cuando esto sucede, se le añade el problema de que en esta zona suelen permanecer restos de heces, por lo que es fácil que la herida escueza o moleste frecuentemente y que incluso sangre levemente. En estos casos los dolores suelen causados por los siguientes factores:

Estreñimiento

Uno de los problemas digestivos más frecuentes que podemos sufrir. Esta condición tiene lugar cuando el tránsito intestinal no funciona con fluidez provocando un retraso en la deposición con las heces. Cuando esto sucede, es normal que aparezcan síntomas como dolor abdominal, pinchazos en la barriga o hinchazón del vientre. El estreñimiento causa problemas para ir al baño pudiendo generar pequeñas fisuras o grietas en el recto. Hacer ejercicio, incluir fibra en la alimentación y beber suficiente líquido suelen ser buenas formas de tratar este problema.

Diarrea prolongada

En este caso, al aumentar la frecuencia de las deposiciones la mucosa anal puede irritarse. Como consecuencia, puede aparecer dolor intenso o punzadas en el ano tanto cuando se está defecando como después, además de sangre, picor y escozor. Es importante tratar la diarrea crónica, ya que las lesiones pueden empeorar hasta el punto de infectarse.

Prácticas sexuales

El sexo anal es una práctica habitual en las relaciones sexuales de muchas parejas. Sin embargo, esta zona no lubrica por sí misma y, por lo tanto, la entrada del pene puede generar fácilmente desgarros en el ano o el recto. Por ello es importante utilizar lubricantes para humedecer la zona y facilitar la penetración. En este artículo puedes consultar las causas del dolor durante el sexo anal y cuándo es conveniente acudir al médico.

Hemorroides: punzadas en el ano durante el embarazo

Las mujeres son más propensas a sufrir hemorroides durante el embarazo como consecuencia de los cambios que tienen lugar en su cuerpo: varices, retención de líquidos, aumento de peso, aparición de estrías, etc. En el caso de las hemorroides, su aparición se debe a la inflamación de las venas de la zona rectal, pudiendo estar en el interior o el exterior del recto.

¿Es normal tener hemorroides durante el embarazo?

Sí. El desarrollo del útero repercute en la presión que este ejerce sobre la pelvis y la vena que transporta la sangre del corazón a las extremidades inferiores. Dicha presión dificulta la velocidad con la que fluye la sangre por esta vena y propicia la aparición de hemorroides.

Entre los síntomas de las hemorroides destacan la presencia de sangre en el papel higiénico tras limpiar la zona anal después de defecar, mucosidad en la zona rectal y fuerte dolor, especialmente cuando nos sentamos. En este artículo te enseñamos a curar las hemorroides con remedios caseros, sin embargo, no dudes en consultar al médico.

Fístula perineal o proctitis: lesiones en el recto

El dolor en el ano también puede estar provocado por lesiones que tienen lugar en el recto. Como hemos explicado anteriormente, cualquier herida, rasguño o grieta en esta zona puede producir gran dolor por el contacto con restos de heces. Así pues, otras de las causas de los pinchazos en el ano son las siguientes:

Fístula perineal

Es un problema más frecuente en personas de entre 30 y 50 años de edad. Tiene lugar cuando las glándulas anales responsables de producir la mucosidad necesaria para que haya lubricación quedan obstruidas. Esto ocurre por un exceso de mucosidad y propicia la acumulación de gérmenes, los cuales facilitan que se infecte y se acumule un absceso en la zona anal con pus. Cuando esto sucede se debe drenar el líquido del interior, motivo por el que el tratamiento más frecuente es una intervención quirúrgica. Consulta los síntomas de la fístula anal.

Proctitis

Otra de las causas de los tirones o punzadas dentro del ano es la inflamación de la pared que recubre el recto. Por lo general, el sexo anal o las enfermedades de transmisión sexual pueden ser las responsables de esta afección, sin embargo, también puede ser un síntoma de enfermedades como la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. Algunos de sus síntomas son picor, escozor o punzadas en el ano, estreñimiento, sangre al defecar, etc.

Enfermedades que producen punzadas en el ano

Aunque son menos frecuentes, algunas enfermedades más graves pueden generar problemas en el tracto digestivo y, como consecuencia, aparecen los pinchazos o tirones en el ano. Estas enfermedades se caracterizan por sufrir una inflamación o irritación en la parte interna del intestino, color o recto y suelen aparecer en brotes:

  • Colitis ulcerosa. Es una irritación del colon y el recto, pero no afecta a otras partes del tracto digestivo. Sus síntomas más frecuentes son diarrea con sangre, dolor abdominal, fiebre, etc.
  • Enfermedad de Crohn. Inflamación del tracto digestivo que desencadena distintos síntomas, como úlceras, reducción del apetito, pérdida de peso, fatiga, etc.
  • Cáncer de colon. Uno de los cánceres con mayor incidencia mundialmente. Actúa afectando a la mucosa del intestino grueso generando síntomas como pérdida del apetito, pérdida de peso, dolor abdominal y sangre en las heces, entre otros.

Punzadas en el ano durante la menstruación

El dolor y las punzadas en el ano durante la menstruación son síntomas poco habituales. Sin embargo, algunas mujeres han manifestado que, especialmente cuando tienen ganas de ir al baño, las molestias aparecen, y en algunos casos el dolor puede irradiarse hasta el muslo.

La causa más frecuente del dolor en estos casos es la inflamación de la zona baja del vientre durante el período menstrual. Dicha inflamación puede generar molestias también en el ano, principalmente por la dilatación de la vena encargada de causar las hemorroides o almorranas. Es posible que la hemorroide no llegue a formarse del todo, sino que la inflamación sea leve, sin embargo, se pueden sentir punzadas en el ano y dolor en la zona.

Tratamiento del dolor y las punzadas en el ano

En el caso de sentir dolor en el ano es posible que cualquiera de las causas anteriores sean la causa, sin embargo, detente a observar si hay algún síntoma más, y acude al médico. De forma general, hay una serie de recomendaciones que pueden realizarse a modo de tratamiento:

  • Higiene adecuada. No hay duda de que es fundamental que la zona del ano esté adecuadamente limpia para evitar que cualquier fisura o rasguño se infecte y reducir el dolor el escozor y la irritación. Para ello puedes utilizar una esponja y agua tibia para limpiar la zona hasta que la herida cicatrice. Además, es recomendable que después de defecar se utilicen toallitas húmedas en lugar de papel higiénico seco, ya que de esta forma es más fácil limpiar en profundidad.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos como los antidiarreicos o antiinflamatorias pueden ayudar a cortar la diarrea y reducir la hinchazón de la zona. Además, puedes consultar al médico para que recete otro tipo de medicamentos en función del diagnóstico.
  • Alimentación. Si el problema es la diarrea es fundamental que lleves a cabo la dieta adecuada. En este post te explicamos cómo comer si tienes diarrea.
  • Baños de asiento. Es una buena forma de relejar la musculatura de la zona y reducir la inflamación.
  • Reposo. Especialmente después de ir al baño, es recomendable estirarse para aliviar las punzadas en el ano que pueden aparece tras defecar.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!